Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







martes, 29 de abril de 2008

Primera salida en AC

Recuerdo con mucho cariño la primera salida en la vieja Dragoneta.
Después de comprarla en Castellón, le hicimos una superlimpieza y la dejamos como los chorros del oro. Nos dedicamos a limpiarla y ponerla a punto, y aunque era muy viejecita, por dentro era una monada y quedó preciosa.

Tenía un salón trasero grande,



y otro salón pequeñito justo detrás del conductor, y gracias a que la distribución era muy buena, nos moveríamos con soltura en su interior. Los niños dormirían arriba, en la capuchina (es la cama que va encima del conductor)



y nosotros lo haríamos abajo, convirtiendo el salón grande en una cama de matrimonio.

Esta primera salida fué una quedada en Burgos organizada desde el foro AC Pasión. Este foro lo empezamos a visitar antes de tener la auto, cuando ya pensabamos en comprarla, y gracias a él hemos conocido a personas encantadoras, con las que hemos compartido más de un viaje.
La quedada estaba prevista para pasar el fin de semana en un camping de Burgos (Fuentes Blancas). El sábado visitar la Catedral y la Cartuja de Miraflores, por la noche realizar una cena multitudinaria, y el domingo vuelta a casa.
Así pues, el viernes por la tarde nos pusimos en camino.
Como mi hermano mayor fué quien nos introdujo en este mundillo y él también tenía todo preparado para asistir a la quedada, decidimos hacer el viaje juntos, claro. Además, eso en cierto modo nos dió algo de confianza, pues si teníamos algún problema, siempre nos podría echar una mano.

Total.... que salimos el viernes por la tarde rumbo a Burgos, y el viaje tranquilito. Como no teníamos otro modo de comunicarnos (más tarde nos compramos una radio, pero en ese momento todavía no la habíamos comprado) de vez en cuando nos llamábamos por el móvil. Que si mira que paisaje.... que si cómo vais... que si tengo hambre vamos a hacer una paradita... bueno...lo pasamos genial. Los niños disfrutaron de lo lindo, pues iban sentados en su sofá, y con las cortinas abiertas observando la carretera. Aunque en coche han viajado lo suyo, esta forma de viajar (sentados frente a una mesa, mucho más amplios y con una enorme ventana por donde observar todo) era nueva para ellos e iban alucinados.

Primeras impresiones que nos dimos cuenta al llevar un buen trecho en carretera....
El motor de esta auto, al ser tan viejecita, era de los que van dentro de la cabina del conductor. Increíble lo fuerte que puede sonar el casset (no llevábamos ni reproductor de CD's) y aún así, no nos era posible escuchar las canciones...
Ya podéis imaginar el ruido ensordecedor del motor (aunque llevaba una tapa que amortiguaba el sonido, el ruido que generaba necesitaría algo más que una tapa aislante para poder amortiguarse), la música a tope... yo queriendo comunicarme con mi marido, gesticulando al tiempo que gritaba... y él, feliz de no tener que escucharme durante la travesía por primera vez en su vida, mirándome con una sonrisa de oreja a oreja y poniéndose la mano en la misma como que le era imposible escucharme.

Otra consecuencia de llevar el motor dentro de la cabina, es que los asientos piloto-copiloto estaban muy separados. Qué digo muy, estaban cada uno en una punta, así que no estabamos tan juntos como estamos habitualmente en el coche.
La sonrisa de mi marido se ensanchaba por momentos...Lo bueno era que la misma tapa del motor nos servía de mesita, y si nos apetecía una cerveza (sin alcohol, claro) o una coca cola, y unas papas, o cualquier otra cosa, nos venía de perlas para colocar platos y demás.

Llegando a Somosierra, decidimos parar para dormir. Las autocaravanas no iban muy deprisa que digamos, y tampoco queríamos llegar muy de noche a Burgos, por lo que decidimos pasar la noche en el mismo pueblo de Somosierra y salir muy tempranito por la mañana a Burgos, que quedaba a una hora y media o así. Así pues, aparcamos en una calle bien iluminada, y bajamos a estirar las piernas.Descansamos, cenamos, y tomamos un café todos juntos en una de las autos.
Al terminar, cada uno a la suya, y a preparar el vehículo para dormir. Nosotros cerramos bien todas las ventanas y la puerta, y montamos la cama del salón.
Y a descansar hasta el sábado por la mañana.

La verdad es que imagino que por ser la primera vez, no pegamos ojo pensando en si nos abriría alguien la puerta, o si intentarían robar con nosotros dentro... en fin... todo lo que oyes o te cuentan que puede pasarte, eso es lo único que se te ocurre pensar (las primeras veces) a la hora de dormir aunque no suceda nada. Y eso hizo que mi marido y yo apenas conciliásemos el sueño en toda la noche.
A la mañana siguiente, desayunamos, y muy temprano cogimos la carretera para Burgos, para presentarnos en el camping Fuentes Blancas a media mañana.

Cuando llegamos, la mayoría de los asistentes a la quedada estaban visitando la Cartuja tal y como estaba previsto (deberíamos haber llegado por la noche, pero como descansamos en Somosierra, y llegamos por la mañana, pues no pudimos acompañarlos a la Cartuja esa misma mañana, pero decidimos que la visitaríamos el domingo por la mañana tranquilamente).
Aunque muchos se habían marchado, todavía quedaba gente en el camping y comenzaron las presentaciones.
Mi hermano, que ya conocía a muchos de los foreros de AC Pasión, nos presentó a la mayoría, indicando los nicks para que nos fuera más fácil.

Al cabo de un rato, estabamos todos charlando y comenzaban a llegar los que se habían marchado a visitar la Cartuja. Fué entonces cuando nos pusimos todos en marcha, y sacamos unas mesas, sillas y empezamos a preparar para almorzar.

Un detalle que me encantó es que como eramos de regiones distintas, cada uno sacó cosas típicas de su tierra y como eramos tantos, había cosas de un montón de rincones de España... vinos, quesos, embutidos, panes, todo típico de cada región... y la verdad, fue un momento que me agradó mucho compartir.
Y así pasó la hora de la comida, y se nos hicieron, charlando, las cuatro o las cinco de la tarde.

A todo esto... otra de las cosas que me extrañó cuando compramos la autocaravana es que la escalera que teníamos para subir a la capuchina no era sencilla, era de tijera, como las que tenemos en casa... y yo me preguntaba por qué sería, ya que ocupaba más sitio que cualquier otra escalerilla pequeña. Lo descubrí cuando llegamos al camping... resulta que la toma de electricidad nuestra autocaravana no la tiene donde todo el mundo, a mano.... noooo.... la tenía arriba casi pegando al techo... aquí podéis ver una imagen del cable enchufado a la auto:



Así descubrímos para qué servía la escalera... además de para subir a la capuchina.
Bueno, siguiendo con el tema... cuando terminamos con los cafés, y después de mucha charla, decidimos rebajar la comida dándonos un paseo. Qué mejor forma que ir hasta Burgos andando, y visitar la Catedral. Total... sólo eran unos cinco kilómetros de nada...
Pues eso... fuimos con toda la gente paseando por la orilla del río Arlanzón,



hasta llegar a Burgos.



La verdad es que no se nos hizo pesado... con la conversación y la compañía, fué un paseo muy agradable, y llegamos a buena hora a la Catedral, adonde pasamos para visitarla.





Después de la visita a la Catedral, que me pareció una maravilla, nos pusimos de nuevo en marcha, y vuelta a las autocaravanas. Los cuerpos ya estaban algo cansados, pero si queríamos descansar, tendríamos que regresar, así que cogimos el sendero paralelo al río, y fuimos siguiéndolo otra vez de vuelta, hasta llegar al camping.
Cuando llegamos, después de diez kms. de andadura más la visita a la Catedral y varias horas, estabamos algo cansados (más bien reventados), pero había merecido la pena. Me parece recordar que llegamos justo a tiempo para asearnos un poco y asistir a la cena que habían organizado para todos los presentes. Tan justos, que mientras entrabamos por las puertas en busca de sillas o una cama para reposar... se oía a alguien que decía "Venga!! Qué llegamos tarde a la cena!!"... así que, el reposo lo dejamos para después de cenar.

En un salón enorme nos dieron asiento a todos, y disfrutamos de un menú riquísimo con productos de la tierra y muy buena compañía. Al finalizar la cena, hubo un sorteo que ayudó a seguir con el buen ambiente, y como broche, los gallegos nos obsequiaron con una queimada riquísima, que hicieron en ese momento acompañada del correspondiente conjuro.

Tengo que decir que lo pasamos genial. Cuando todo terminó, salimos del restaurante (que estaba prácticamente pegado al camping, si es que no estaba dentro) y derechitos a la cama, que necesitabamos recuperar fuerzas.

El domingo por la mañana, comenzaron las despedidas, pues había gente que salía muy temprano para su tierra. Besos y abrazos, nuevas amistades y buenos deseos hasta nuestro próximo reencuentro.

Como mi hermano y nosotros no habíamos podido ver la Cartuja de Miraflores el día anterior, decidimos que lo mejor era despedirnos también nosotros, salir del camping para visitarla y después, desde allí salir para nuestra casa.
Y eso es lo que hicimos. A media mañana fuimos nosotros los que después de despedirnos de todos los que aún quedaban, salimos del camping.Llegamos a la Cartuja a eso de las diez o así. Pasamos a visitarla.



A mí me pareció preciosa.



(Perdón por las fotos, no son muy buenas, pero es que la cámara tampoco daba para más... ahora tengo una mejor... pero los primeros viajes, las fotos son de pena).

Al terminar la visita, nos dispusimos a almorzar en una de las autos, sacamos unas cervezas (siempre sin alcohol) y algo de picar, y cuando terminamos, pusimos rumbo a casita.
El viaje, aunque lento, pues las autos no corrían mucho, resultó también entretenido, así que, llegamos a casa sin apenas darnos cuenta. (Bueno... mi marido seguro que sí se dió cuenta...)

Y esta es la peor parte... cuando estás llegando a casa pero no quieres llegar, no quieres que se termine el viaje... y deseas que todavía dure más... pero así son las cosas... llegamos al aparcamiento, dejamos todo bien cerrado, y un poco tristes decimos adiós, y hasta el próximo viaje, deseando que sea lo antes posible.

Ver Primera salida en AC en un mapa más grande


2 comentarios:

  1. Hola,disfruto mucho leyendo las aventuras y viajes que realizan.
    Tengo pensado comprar una auto..y mi primer viaje es conocer la Toscana-Italia,me acompañarian mis tres hijos.Siempre he sido un poco echao p`lante y encima soy de los que me pierdo en el baño.
    En algunos foros y web´s he visto relatos de viaje donde detallan las coordenadas para GPS indicando Areas,campings y sitios de interés.
    Existe algún sitio donde me ayudáran a planificar el viaje?
    Acostumbrado a Canarias que en una hora estas en cualquier sitio este viaje me parece una pasada y espero que entre los 4 superemos las dificultades.
    Gracias y un afectuoso saludo.
    Carlos Castilla
    carlosrusticos@yahoo.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:
      La preparación de los viajes son parte de la aventura y es donde se empiezan a disfrutar las vacaciones.
      Nosotros utilizamos diversas herramientas dependiendo del sitio donde vayamos a ir y empezamos con contactar con una oficina de turismo de la zona para que nos pasen información y nos recomienden sitios que visitar.
      Luego, en un mapa de los de Campsa de la zona, marcamos los sitios a los que deseamos ir y de los cuales ya hemos sacado información por Internet. Unimos las carreteras de esos sitios ayudados por el calculador de rutas de Michelín o de Campsa con los que sacamos los km y tiempos aproximados entre un sitio y otro y seguidamente colocamos si hace falta paradas intermedias.
      Una vez tienes todo eso lo ajustas a los días, normalmente quitando sitios para visitar en otra ocasión, dejándote un par de días para imprevistos cuando las rutas sean largas (que suelen ser utilizados por sitios para visitar aconsejados por otros autocaravanistas y que no se tenian en cuenta).
      Luego, entrando en páginas autocaravanistas de la zona, tienes la lista de areas con los "pois" (coordenadas para GPS) correspondientes y con la ayuda del Google Earth se sacan lo pois de los que no encontremos.

      La de noches divertidas que se pasan con la planificación, jejeje...

      Si deseas información mas concreta, ponte en contacto con nosotros e intentaremos ayudarte .

      Un Saludete
      Antonio

      Eliminar