Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







lunes, 8 de diciembre de 2008

Viajando hasta Uclés

Poco después de volver de Francia y de nuestro viaje por los castillos Cátaros, volvimos a la carga con otro viajecito... esta vez más corto, y más cerca.

Gracias a una nueva quedada de Acama nos animamos a participar y viajamos hasta Uclés para reunirnos de nuevo con estos amigos y de paso, visitar el Monasterio.

Como casi siempre que hacemos estas salidas de fin de semana, salimos el viernes después de comer... Toño ha salido pronto del trabajo (otra vez a recuperar por las tardes...), hemos comido casi a la carrera, jejeje y salimos cortando con las bolsas de comida y ropa a recoger la Dragoneta y comenzar esta nueva aventura.

Uysss... se me olvidó comentar en el otro viaje, que después de romperse la antena en el aparcamiento de Minervois... nos dimos cuenta que la susodicha iba bailando por el techo de la autocaravana, con la única sujeción de la barandilla, que evitaba su caida al suelo... así que, en cuanto nos percatamos, la menda se subió a la escalera cual cabra montesa (como se me olvidaría contar este episodio en el otro relato??), provista de cinta de carrocero y una bolsa del mercadona (que hay que ver lo socorridas que son estas bolsas, eh? jajaja) para tapar el agujero que hubiese en el techo y no se metiera el agua en caso de lluvias.... digno de contemplar...

Total, que aunque la cosa no era grave, el agujero tapado... en plan cutre, pero tapado al fin y al cabo, que era de lo que se trataba, jejeje

Digo esto, porque en este viaje, todavía no habíamos reparado el percance y la bolsa seguía pegada al techo hasta su pendiente reparación (cosa que tiene que hacer mi querido señoro...)

En fin... que salimos cortando para Uclés... habíamos quedado con mi hermano a mitad de camino (pues él salió un día antes) así que cuando llegamos al punto de encuentro, aparcamos a su lado, bajamos a estirar las piernas... y les llamamos a su auto para saludarlos.

Se hace tarde, y después de un ratillo de descanso decidimos ponernos en marcha... porque queremos llegar cuanto antes y saludar a la gente de la asociación.

Por suerte llegamos antes de que se haga de noche, y podemos ver el Monasterio a lo lejos... a mí sinceramente, me gustó un montón.




Cuando llegamos al sitio, ya había algunas AC's más esperando... Aparcamos... bajamos... y saludamos a los amigos.

El caso es que empieza a anochecer... el tiempo cada vez empeora más, aunque ya estabamos más que avisados (habíamos visto las previsiones metereológicas y no eran nada halagüeñas para el fin de semana) y sabíamos lo que había.

De pronto, me doy cuenta de que es de noche, y miro hacia el Monasterio... me extraña no ver iluminado el imponente edificio... y lo comento con los demás... pero me dicen que aún no son las 9, y es posible que hasta las 10 no enciendan toda la iluminación... a mí en realidad se me hace raro, pues estoy acostumbrada a ver edificios similares con una iluminación nocturna esplendorosa y no es normal que éste permanezca totalmente a oscuras.

Efectivamente, una hora más tarde (más o menos) miro para cerciorarme, y ahora sí... ahora se ve el Monasterio totalmente iluminado entre las sombras nocturnas.



La foto no es mía, jejeje... nosotros hicimos así como siete u ocho fotos del edificio iluminado y ninguna salió en condiciones... es lo que tiene no ser un experto en fotografía... que te gusta, quieres hacerla... pero te sale una castaña pilonga. Y más, las nocturnas... de esas es que no me sale ni una buena... pero no desisto, algún día me saldrán fotos preciosas ¿Verdad?

En fin... empezamos a charlar, y como caen unas gotas, decidimos poner algunos toldos para no mojarnos. Incluso, ponemos una lona a modo de cortavientos, ya que el aire no deja de soplar con fuerza por uno de los lados...

Cuando ya ha pasado un buen rato y acordamos ponernos con la cena, las chicas nos vamos cada una a su auto a preparar algo... y el chaparrón se vuelve más fuerte, de tal forma que los hombres deciden quitar los toldos y cenar cada uno en su autocaravana antes que se ponga la cosa peor, para juntarnos después al café. Y menos mal que recogimos todo... ufff... se lió una que no veas. Empezó a llover con una fuerza enorme... cayendo agua sin parar durante unos 15 minutos. Así que, cenamos tranquilamente cada uno en nuestra auto mientras observábamos desde las ventanas cómo caía.

Cuando todo acabó y dejó de llover salimos un poco a respirar aire fresco... sacamos unas mesas, sillas, cafés, licores... y entre copa y copa, charlamos con los demás, pasando una velada encantadora... y si mirabas un poco a la derecha... te encontrabas con el Monasterio iluminado... una preciosidad.

Cuando nos cansamos... cada uno a su vehículo a descansar. Al día siguiente teníamos prevista la visita al pueblo y había que estar despejado, jejeje...

Bueno, pues llegó el día siguiente... nos levantamos temprano... y desayunamos bien.

Salimos a saludar a los madrugadores, y esperamos, porque nos comentan que aún quedan algunos amigos más por venir, para ir todos juntos al pueblo y visitar el Monasterio.



Está chispeando un poco, pero con unos paraguas y unos chubasqueros, problema solucionado...

Y después de un buen rato esperando... al final salimos dando un paseito, la verdad es que está a cinco minutos...



Llegamos hasta la puerta que hay en la muralla y traspasamos el umbral para subir al pueblo...



Lo malo es, como en todos los pueblos, las cuestas... y es que cuesta subir las cuestas, eh?? jejeje... Ah! antes de que se me olvide, justo a la espalda de esta puerta, está la fuente de los cinco caños...



Le hicimos la foto... y empezamos la subida hasta llegar a las puertas del Monasterio...



Allí, al pie de las escaleras, nos esperaba la Alcaldesa sonriente... había quedado en que nos mostraría el Monasterio y se ofreció a hacernos de guía.

Así que, sin pensarlo dos veces, entramos en el recinto hasta llegar a la puerta principal, que tengo que decir que es una preciosidad por lo trabajada que está...



Actualmente, una de sus utilidades es la de seminario... sí, mientras lo visitábamos pudimos ver al grupo de chavales que actualmente viven y realizan sus estudios en el interior...



Y pasamos dentro... en el interior unos grandes soportales que rodean todo el claustro, dan paso a la derecha a la zona de la taquilla, para sacar las entradas y demás...



Y una vez terminados los trámites para poder acceder todos los que ibamos, empieza la visita... en la que recorrimos todos los rincones del Monasterio acompañados por la alcaldesa, cuyo encanto y conocimientos sobre el monasterio nos dejó gratamente sorprendidos...

El claustro a mí me da una sensación de gran amplitud, muy despejado...



Pasamos al interior, y en la Iglesia nos encontramos con un bonito retablo





también entramos a la sacristía...





Me sorprendió la decoración interior de sus armarios, eran la caña...





y al salir continuamos por el resto de dependencias y corredores...







A la salida del Monasterio, nos encontramos con los restos de lo que fué el castillo



Nos marchamos, y mientras bajábamos por las calles hasta la carretera, pasamos a comprar algo de pan. Además, compramos un vino que nos habían recomendado encarecidamente cuando se enteraron de que pasaríamos unos días en Uclés, "El Misterio", recientemente premiado... y que tengo que decir después de probarlo, que no me extraña que se llevase un premio, jejeje... estaba riquísimo...

Y tampoco se puede negar que el Monasterio es un edificio imponente...



Llegamos hasta las autos... y como ya es buena hora para comer, comenzamos con los preparativos... han traído para hacer unas migas y algún que otro producto típico, con lo que arreglamos el tema de las mesas y comemos todos juntos, en el interior de la nave (ubicada en el mismo sitio en el que estábamos aparcados) que nos prestó la alcaldesa para resguardarnos del mal tiempo.

Al acabar, y después de charlar largo rato durante la sobremesa... unos cuantos nos decidimos a volver al pueblo y dar otra vueltecilla, más que nada por pasearnos y de paso, callejear por el pueblo...

Así lo hacemos, y volvemos a subir hasta el edificio del Monasterio, esta vez, lo recorremos por la parte de fuera (creo recordar que por la mañana nos bajamos directamente sin ver la fachada de atrás)





Menos mal que ya no llovía, y aunque hacía un poco de nublo, pudimos pasear tranquilamente, y dar una vueltecilla por la parte más alta del pueblo.
Cuando nos cansamos, iniciamos el camino de vuelta, y en la misma plaza en la que por la mañana compramos el pan y el vino, ahora nos dirijimos hacia la amplia cafetería en la que nos resguardamos del fresco de la tarde-noche mientras nos tomábamos unos cafes con leche (unos, otros se decantaron por los cubatas, jejeje...)

Total, que cuando salimos de allí ya era de noche... Otro paseete, y llegamos hasta donde teníamos ubicadas las autos.

La cena transcurrió con tranquilidad, cada uno sacó un poco de todo, tomamos un bocado, y después charla con café hasta altas horas, jejeje... la verdad es que a mí, estas charlas nocturnas (siempre que no haga frío, jeje) son de lo que más me gusta cuando voy así con amigos de viaje...

Pues nada... cada uno a dormir a su vehículo... y a la mañana siguiente, como no había nada previsto, y Segóbriga queda a un tiro de piedra, decidimos (tras una larga deliberación, pues había quien se opinía a causa del mal tiempo) ir a pasar la mañana a las excavaciones...





La verdad es que fuimos con miedo... pues la duda de los que se oponían era que estaría todo hecho un barrizal y sería imposible ver esa zona.... pero tengo que decir, que los miedos resultaron infundados... que el tiempo nos acompañó (inexplicablemente) y que pudimos ver todo sin problemas.





Y bueno, lo pasamos estupendamente entre las ruinas y las excavaciones... nosotros (mi marido y yo) fuimos hace ya muchos años y no había la mitad de lo que hay hoy en día... y parece que siguen todavía descubriendo más cosas...

Cuando acabamos, derechitos otra vez al mismo sitio en Uclés, para volver a sacar las mesas y comer tranquilamente... y después de una larga sobremesa, recogimos todo y salimos cada uno para su casa....

Y como siempre digo, volvimos con tristeza porque el viaje llegaba a su fin... pero con la ilusión de empezar una nueva aventura.

5 comentarios:

  1. Hoooola! ya veo que te has pasado por mi blog, gracias, pero para chulo el tuyo, jo! ni punto de comparación, ya veo que tenemos los mismos hobbies, viajar y conocer lugares... No parais que suerte, aun no he podido ver todo detenidamente pero he visto que estuvisteis en Socovos jaja que gracia mi primo se casó en esa iglesia (son de Caravaca de la Cruz).
    Volviendo al tema.. a mi me gusta viajar, ir de excursiones, senderismo, ir en bici jeje... por cierto ayer volví a hacer la ruta ojos negros, ya pondré la III parte, cuando me recupere del dolor de culo jeje...
    Claro que nos seguiremos viendo..

    Un besito

    PD: si todo sale bien el fin de año me voy a LONDRES, guauuuu...ya lo vereis...

    ResponderEliminar
  2. ¿Que hacéis rutas en autocarabana?
    Esto no me lo pierdo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola lafalleradelsvents, que casualidad lo de Socovos, jejej... nosotros allí tenemos un gran amigo, Nino... y cuando fuimos fué él quien nos enseñó todos los lugares que describo en el relato... Ya nos contarás qué tal en Londres... mi marido ahí no se atreve aún (tendré que usar algunas artes para convencerlo, jeje...) por lo de la conducción a la izquierda y tal... Ah! Recupérate pronto (jijijiji) para que podamos seguir leyendo tus excursiones, jeje...

    Eulogio, sí que hacemos rutas en autocaravana, jejeje.... lo pasamos de escándalo... y tengo intención de conocerme toda Europa por medio de esta forma de turismo.... (aunque el Reino Unido, como ves, lo tengo algo más crudo, jejej) espero que disfrutes con mis relatos...

    Un saludete.

    ResponderEliminar
  4. Hola. He pasado por el blog de Eulogio y he visto esta referencia, así que me he venido a visitaros. Es estupendo poder hacer ese tipo de excursiones¡¡ Además, se nota que os lo pasáis en grande. Las fotos son preciosas,,y jo,,, poder contar con la visita guiada de la Alcaldesa es todo un lujo,,jejejeje (es broma¡¡)
    Bueno, me gusta vuestro blog y me seguiré pasando por aquí para leeros.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Uyss... perdona que no te contestase antes Moisés... gracias por pasarte por aquí... espero que te gusten mis historias, jeje...

    Un saludete.

    ResponderEliminar