Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







jueves, 11 de diciembre de 2008

Viaje a La Estrella

Una vez más, salimos de viaje para encontrarnos con los socios de Acama. Esta vez la visita es a La Estrella.... un pueblecito de Toledo, que por cierto está bastante alejado del punto de origen... casi metido en Extremadura... por lo que el viaje de ida se nos hizo bastante largo.

Quedamos con mi hermano de nuevo en un área de descanso que hay por el camino... en la entrada a la M-50, y nada más llegar paramos un rato a estirar las piernas (como siempre, si no, se nos caen a cachos, jajaja) y de allí, en otro tirón llegamos hasta el punto de destino.

El hecho de quedar allí, en La Estrella, es por el área para autocaravanas recientemente creada. No hay ninguna señalización a la entrada del pueblo, pero gracias a una amable vecina que nos indica la dirección a seguir, conseguimos llegar hasta la zona en donde está ubicada, a las afueras, a la que denominan: "la colá".

Llegamos ya de noche, y había otras dos autocaravanas más. Aparcamos, cambio el frigo a gas y salimos para saludar a los demás.... hace ya tiempo que no nos veíamos y las bromas y risas se suceden... da gusto reencontrarte con los amigos ¿verdad?

Bueno... pues como ya es algo tarde y no viene nadie más, decidimos seguir un rato charlando (la cena la habíamos tomado un poco antes de llegar, pues se había hecho algo tarde por el camino) aunque abrigados, porque el frío se calaba.... el lugar es precioso, pero debido a la escasa luz no llegamos a percibir nada de lo que está a nuestro alrededor... lo único es que podemos ver que el área consta de aseos e incluso ducha, una fuente, y un pequeño parque infantil dotado también con unas mesas y sillas para merendar, y con barbacoas para poder asar... una delicia, vamos.

Se hace tarde y nos despedimos, y así se hace el sabado por la mañana...



Ya es posible mirar a nuestro alrededor... y ver la maravilla de paisaje que nos ofrece este pequeño pueblo...



Contábamos con la Sierra de Gredos como fondo... a la espalda de las autos...



Esta foto me encanta... (de hecho, la he puesto como cabecera del blog, y la hice también yo, eh??? jeje)



En fin... después de desayunar y tras estar un buen rato de cháchara con los amigos, decidimos dar un paseo caminando por el pueblo...









Tengo que decir que el pueblo resultó ser muy acogedor... sus gentes, todas amables se dirigían a nosotros, interesándose por el turismo en AC, y expresando su deseo de que lo pasáramos lo mejor posible en su tierra(incluso pudimos ver durante el fin de semana, algún que otro vecino acercarse adonde estábamos aparcados para conocernos y ver cómo nos lo montábamos, jejej)... seguimos con el paseo...



Por el camino, compramos algo de pan para los dos días, pues el domingo no habría pan (y aunque yo llevaba más que suficiente, siempre me gusta comprar algo sencillamente por probar el pan de donde voy... llamadme rara... pero es una manía que tengo, jejej) y también compramos una morcilla de año, típica de allí y con aspecto más de chorizo que de morcilla... pero de un sabor riquísimo (tanto, que el domingo volvímos a por más morcilla de año).

Y cuando terminamos el paseo, pensamos que lo mejor que podíamos hacer era tomarnos una caña y un aperitivo en algún bar del pueblo... así que, eso es lo que hicimos (pa qué ibamos a andar con tonterías? jijijij)



Cuando acabamos la cerveza, y con la compra hecha, nos volvímos a las autos y empezamos a preparar la comida...



hicimos (bueno, lo hizo Toñi, todo hay que decirlo...) un arroz para todos para chuparnos los dedos, jejejej...

Después de comer, la sobremesa se alargó... y se alargó... y nos tiramos toda la tarde sentados al lado de las autos, charlando y comentando temas pertenecientes a la asociación.

Se fué haciendo de noche... y los chicos se animaron a sacar las cometas, pues había un poco de viento...



Hasta que se hizo de noche...



Montamos otra vez la barbacoa y asamos unas cosillas para la cena... y aunque hacía un frío de tres pares... allí fuera con los polares, las bufandas y los guantes, pero disfrutando de la compañía hasta altas horas de la noche... hasta que decidimos irnos a la cama...

A la mañana siguiente, nos levantamos temprano y cuando voy a hacer el desayuno, nos sucede el percance del viaje... no queda gas y le digo a Toño que baje a colocar la botella de reserva (no tengo que decir que a las 8-9 de la mañana hacía un frío de narices).... mi marido baja... y observo que no sube... y que después de un buen rato, se asoma y me dice: no puedo encajar la alcachofa en la botella... ¿Qué hacemos? (jejeje... aquí, risas descontroladas por parte de ambos...) menos mal que ya nos íbamos ese día, porque sin gas... a ver donde vas...

En fin.... que parece que la boca de la botella tenía un golpe (se apreciaba una parte chafada) y eso no había manera de encajarlo... llamé a mi hermano para que nos echase una mano, pero ante la imposibilidad de encajar la alcachofa en la botella y en vista de que no conseguiríamos poner el gas en marcha... mi cuñada nos puso el café en su auto y calentó la leche para mis hijos... y así desayunamos....

Alrededor de las 11 ya estábamos listos para emprender el viaje de regreso... como a la ida no habíamos parado en el Puente del Arzobispo, decidímos pasar todos por allí a la vuelta y hacernos unas fotos...







Desde aquí, habían comentado que podíamos acercarnos antes de separarnos a ver "Ciudad de Vascos"

No sabíamos donde nos metíamos... creímos que el trayecto estaba bien... incluso le preguntamos a un chico (al ver el estado de los caminos) que si la carretera empeoraba, a lo cual respondió que no... que siguieramos que no había problema.... hasta que nos dimos cuenta que aquello más parecía una ruta para 4x4...



Y que después de todo el tramo que recorrimos por caminajos pésimos y muy estrechos, tuvimos que dar marcha atrás, porque en un determinado punto, un árbol muy cercano al camino no nos permitía con sus ramas avanzar a las capuchinas... así que, lamentándolo mucho, dimos media vuelta... aunque era una pena... nada más que el paraje era precioso...



En fin... que no pudimos pasar... así que cuando llegamos otra vez a la carretera, nos despedimos de una de las autos... los demás, seguimos ruta juntos hasta llegar al Embalse del Cíjara...





El lugar era idóneo para comer, y puesto que había ya algo de hambre... aparcamos y comimos tranquilamente...



Un café y un poco de conversación... y a recoger todo. Nos ponemos en marcha... y a casa. Nos despedimos de la otra autocaravana, y mi hermano y nosotros volvemos juntos.

Otra aventura terminada... el viaje, largo... eran muchos kms... pero los chicos aguantaron bien... llegamos cansados... y con la penita de terminarse tan pronto el fin de semana (cada vez se me hacen más cortos, jejej..) pero como siempre, animados pensando en el próximo destino a descubrir...

10 comentarios:

  1. Jó! menuda panda, os recorreis toda España no? qué lujazo de viajes, no parais...muy bonita esa zona, no la conozco...gracia por enseñarmela...

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola lafalleradelsvents, pues sí, nos recorremos toda España, jejeje y también parte del extranjero... hasta donde nos permiten el tiempo y la pasta, jijiji...

    Un saludete y muchas gracias por visitarnos.

    ResponderEliminar
  3. Sigo viajando a través de tus aventuras amiga... me encanta .. feliz fin de semana.. donde???

    ResponderEliminar
  4. Hola Balovega, gracias por pasarte, jejej... este finde no he salido (que ya estaba bien, jejeje) y he preferido tomar fuerzas y descansar... estamos preparando una ruta para irnos en Navidad... ya os contaré el viaje.

    Un saludete.

    ResponderEliminar
  5. Saludos

    Viajando por los blogs llegó a este y me llevo una grata sorpresa. Un interesante relato de viaje, te felicito, casi haces que me sienta allí. Y con las imagenes, más aún (la de la cabecera merece un aplauso)

    Desde hoy me vuelvo seguidor de este blog, así puedo conocer España con buenos relatos e iguales fotos, ¿cuál es el siguiende destino, uh?

    Saludos cordiales de un blogger renovado y mejorado, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. Hola Esaú, me alegro de que hayas disfrutado con el relato... esa es mi intención. Si continúas leyendo mis relatos, te garantizo que verás a través de mis ojos todos los rincones que descubra...

    Bienvenido y gracias por dejar un comentario.
    Un saludete.

    ResponderEliminar
  7. Bonito lugar, no lo conocia, si alguna vez tenemos ocasión nos acercaremos por la zona.
    Me gustan mucho tus relatos y sobre todo las fotos, sigue asi.

    ResponderEliminar
  8. Hola chicos, que alegría veros por aquí...

    El sitio de verdad que es una maravilla... se respira mucha tranquilidad... si pasais por la zona, no dudéis en visitarlo, porque merece la pena...

    Un saludo y gracias por dejar vuestro comentario.

    ResponderEliminar
  9. Lindo día amiga viajera.. ya estoy deseando salir a tu lado a ver las maravillas que cuentas.. un saludo

    ResponderEliminar
  10. Hola Balovega, gracias por pasarte y dejarme un comentario... ya puedes leer nuestra última aventura, jejeje

    Un saludete.

    ResponderEliminar