Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







jueves, 30 de diciembre de 2010

Vacaciones 2010. Alemania y Alsacia IV


Esta es la cuarta y última etapa de nuestro largo recorrido por la Selva Negra y la Ruta romántica, además de algunos puntos de Alsacia que también hemos podido admirar a nuestro paso.

Un viaje increíble que nos ha dejado un estupendo sabor de boca (y también ganas de volver), y por ello me gustaría terminar de relataros esta última parte, para poder mostrar a todos los que se atreven a leerme (que ya hay que tener ganas, jeje) todos estos bellos rincones que nos es posible descubrir gracias a nuestra querida dragoneta.


Martes, 27 de Julio

Después de pasar la noche en el área de Baden-baden, nos levantamos como nuevos y desayunamos antes de salir en dirección al que sería nuestro destino durante los dos próximos días, y que no es otro que el parque de atracciones Europa-park.


Nada más llegar, nos damos cuenta que para autocaravanas y caravanas, hay preparada una zona similar a un camping (el tipidorf)


El importe por pasar dos días y una noche nos sale por 32 euros, pero nos merece la pena, pues es un sitio vigilado, con restaurantes, baños, duchas y otros servicios, a nosotros nos parece estupendo el sitio.


y nada más llegar, sin perder tiempo colocamos todo y salimos derechitos hacia la entrada del parque... desde donde estamos ya se ven las montañas rusas... yujuuuuuuu....


A la entrada del parque, la mascota, y diversas fuentes, estatuas y banderas... banderas por todos lados, jejej por algo se llama europa-park


Y como todo parque temático, el Europa-park consta de diferentes zonas, y cada una de ellas corresponde a un país europeo distinto... por supuesto, no están todos los países, pero sí los que imagino han considerado más representativos....  y bueno, los decorados nos parecieron una maravilla, como siempre en estos parques...


En cuanto entramos, localizamos en el mapa las atracciones que nos parecieron más llamativas, y al mismo tiempo que caminábamos buscándolas, nuestros ojos no paraban de absorber cada detalle...


También nos montamos en uno de los trenes que recorrían todo el parque, para poder verlo un poco por encima...


Cada zona que descubríamos era más bonita que la anterior, los decorados con fachadas de entramado, se mezclaban con el resto de estilos desperdigados por toda europa...


y también entre todas las atracciones...  había para todas las edades, y también acuáticas, que la verdad con el calor que hacía las agradecíamos enormemente... lo malo es que todo el mundo se ve que pensó como nosotros, porque las colas se hacían eternas, y con tanta gente (y eso que llegamos un martes, para no pillar el finde) no podíamos montar en todo lo que queríamos...


de todas formas, las de agua las probamos todas, jajaja... era genial


también nos dió tiempo a ver algunos espectáculos


las montañas rusas, además de ser emocionantes, tenían unos diseños preciosos...  las había totalmente al exterior, o que subian por dentro de las instalaciones y salían al exterior después...


y así pasamos prácticamente todo el día, aunque en realidad nos resultó francamente corto, pues en este parque la hora de cierre eran las seis y media y entre cola y cola, y cerrar tan pronto, el tiempo se nos pasó volando.


Entre atracción y atracción también podíamos disfrutar de alguna que otra cabalgata con personajes de todo tipo, vehículos diversos y en fin, para distraer al personal


algunas de las atracciones atravesaban un enorme lago, de aguas muy tranquilas y lleno de patos


y otras atracciones eran en sitios cerrados, muy entretenidas pero con menos acción


al final, dimos con la zona de España, jejeje ya tenía yo ganas de llegar a nuestra tierra...


cada cosa que veíamos nos hacía más gracia, claro... el típico quijote y sancho panza para hacerte la foto...


y edificios tipicamente españoles, pero bueno... lo que más me gustó es que nuestra bandera ondeaba por todo este rincón del parque


los farolillos y los colores rojo y amarillo destacaban por doquier


hasta un tablao flamenco, en el que Toño y yo nos arrancamos por pasodobles, jejeje... es que la tierra tira, eh??...


total, que salimos por fin de la zona española, y continuamos en otra zona europea... una en la que me gustó el detalle de los zuecos...


el tiempo se pasó muy deprísa, y de que nos dimos cuenta ya estaban cerrando el parque, por lo que salimos derechos a darnos una buena ducha y cenar tranquilamente en nuestra auto.


y tras una buena cena, comentamos un poco lo bien que lo habíamos pasado y nos fuimos enseguida a la cama, pues al día siguiente volvíamos a entrar para terminar de ver lo que nos había quedado pendiente...


Miércoles, 21 de Julio

Hoy no madrugamos mucho, el parque lo abren tarde, así que nos dedicamos a remolonear algo más que habitualmente, y desayunamos con tranquilidad, hasta que vemos que se hace la hora de la apertura y nos dirigimos de nuevo hacia la entrada.


y con ayuda del plano, comenzamos a recorrer los lugares que nos dejamos por ver el dia anterior... y repetimos lo que más nos gustó, jejeje...
los parques, las fuentes, y los decorados están muy logrados...


con detalles muy cuidados de cada país


otra de las atracciones que más nos gustó (y en la que repetimos) era una montaña rusa totalmente interior, que se encontraba en un recinto esférico... decorado para la ocasión, pues casualmente, éste año (el 2010) se cumplía el 35 aniversario del parque...


también esta vez conseguimos pasar al espectáculo español... que se hacía en lo que denominan "Las arenes" (yo no sé si quieren emular una plaza de toros... pero tiene pinta de circo romano, al ser ovalada). Para colmo, la obra que representan se trata de Lancelot, el rey Arturo y demás caballeros... vamos, español a tope, jajaja....


el espectaculo estuvo bien... aunque no tuviese que ver mucho con españa... a la salida, un par de vitrinas y escaparates que contienen detalles y objetos puramente españoles.


incluso no podía faltar nuestro torete..


y así pasó el día... salimos de la zona española de nuevo para internarnos en el resto de los países europeos... a cual más bonito... aunque imagino que lo mismo que hacen con los detalles de lo español harán con el resto, jejej.. pero lo pasamos genial, las atracciones son una maravilla y disfrutamos enormemente hasta la hora de salida.


Cuando al fin las puertas del parque cerraron, volvimos a la auto, nos duchamos y después de organizar todo, salimos de allí porque esta noche queríamos dormir fuera del tipidorf, pernoctaríamos en un pueblo de camino a nuestro siguiente destino.

Y así despedimos este estupendo parque, la verdad que nos gustó muchísimo, y nos dejó un muy buen sabor de boca... aparte de que nos había servido para salir un poco de la rutina del viaje, jeje. Al poco de salir de allí, llegamos al pueblecito en donde pasaríamos la noche, Grafenhausen

Como aún era bastante temprano, después de colocar todo y tomar un bocado, salimos a dar un pequeño paseo antes de dormir


Aunque estaba todo cerrado, al menos pudimos contemplar la fachada de la iglesia y algún edificio más


aunque enseguida dimos media vuelta y nos dispusimos a descansar, pues la mañana llegaría pronto y deberíamos emprender de nuevo la marcha.


Jueves, 22 de Julio

Y la mañana siguiente no tardó en llegar, jejeje... rápidamente desayunamos y preparamos todo para salir cuanto antes hacia nuestro siguiente destino.

Y la pena se adueñó de nosotros, pues íbamos ya de camino a la frontera francesa, terminando nuestras peripecias por tierras alemanas (sí, de acuerdo, que ya está bien, pero qué queréis... nos lo estábamos pasando tan bien que comenzar el regreso pues no nos hacía ninguna gracia...)


Mientras recorríamos estos últimos kilometros hasta la frontera, íbamos rememorando los momentos vividos durante estas vacaciones... detalles que jamás olvidaremos y anécdotas que nos harán reir cada vez que recordemos lo bien que lo pasamos y todo lo que disfrutamos en estas vacaciones... así se nos hizo el viaje relativamente corto cuando al fin llegamos al camping de Estrasburgo, en el que teníamos pensado hacer otra de nuestras paradas técnicas (la última) y aprovechar para lavar toda la ropa.


Cuando llegamos estaba lloviznando, pero eso no nos detuvo para nada, jejeje... después de colocar todo y prepararnos con chubasqueros y demás, salimos para tomar el autobús y llegar al centro de la ciudad. El autobús estaba a tres minutos escasos del camping


y nos dejó en una plaza que a mí particularmente me encantó por el aire futurista que impregnaba, en una ciudad que tiene rincones medievales increíbles... vamos, que la mezcla me resultó bastante peculiar


cuando llegamos, caía un ligero sirimiri, pero nada molesto... y buscando la catedral, salíamos de una plaza para entrar en otra, a cual más bella...


Al fin, dimos con esa belleza, que te deja sin aliento conforme elevas los ojos para ver hasta lo más alto de su cúpula, que por cierto la altura es de 142 metros, y fué la más alta de toda la cristiandad hasta el siglo XIX.


Incluso chispeando como estaba en ese momento, no podíamos dejar de mirar esa bonita fachada.... estuvimos un buen rato admirando el edificio por fuera


es que mirases por donde mirases, lo cierto es que es un bello monumento,


estuvimos así un buen rato hasta que pasamos a la oficina de turismo, que encontramos en esa misma plaza, y después, nos detuvimos a admirar los edificios que rodean la catedral, que también son de escándalo... por ejemplo, "La maison Kammerzell",  la más bella de Estrasburgo (o eso decía la información que nos acababan de dar) que perteneció durante siglos a ricos mercaderes: Philippe Kammerzell, tendero, fué su propietario a mediados del siglo XIX; la casa fué construida en el siglo XVI por Martin Braun, comerciante de quesos. La planta baja de piedra, del siglo XV presenta arcadas bajo las cuales estaban las tiendas; la viguería ricamente esculpida de los pisos superiores es de finales del XVI.


al cabo de un rato, deja de llover y podemos seguir contemplando el resto de la catedral, nos vamos hasta uno de los laterales para poder comprar la entrada y pasar.


Y como si lo hubiesemos sabido, entramos justo a las doce y cuarto, y en un cuarto de hora se pondría en marcha como cada día  el reloj astronómico  que hay en esta catedral. Suerte la nuestra, pues estaban a punto de cerrar las puertas para que comenzase el espectáculo. Mientras vamos pasando, una pantalla muestra imagenes y explicaciones del peculiar reloj, que todos los días a la misma hora suena mediante un mecanismo que mueve diversas figuras y las hace sonar de una forma totalmente sincronizada y que nos encantó poder disfrutar.


Os pongo un video que hay en youtube, que reproduce todo el mecanismo de este complicado reloj


La catedral posee además un excepcional conjunto de vidrieras de los siglos 13 y 14, y una caja de órgano con forma de nido de golondrína (que es impresionante), el púlpito es una verdadera joya del gótico tardío...


y en fin, la verdad es que nos pareció francamente impresionante....


tras terminar la visita a toda la catedral, salimos fuera de nuevo para continuar nuestra visita a esta bella ciudad...


cada calle, cada edificio, nos parecía más bonito que el anterior...


la llovizna iba y venía, y así llegamos hasta donde se encuentran las taquillas para recorrer Estrasburgo en bateau. Evidentemente, como llovía la excursión sería en uno de esos bateau cubierto...


después de comprar los billetes, aún teníamos que esperar hasta la hora en que saldría la primera excursión, por lo que nos dedicamos a seguir recorriendo las calles más cercanas, para hacer algo de tiempo... la verdad es que aunque el tiempo no acompañaba demasiado, las vistas de las preciosas fachadas amortiguaban un poco el malestar por la contínua llovizna...



cerca de donde estábamos se encontraba "Le Palais Rohan"


que tomó como modelo el plano de los palacetes parisinos "entre patio y jardin", y que fué residencia de Napoleón. El edificio recoge varios museos, aunque cuando nosotros pasamos estaba cerrado.


al fin, llegó la hora del paseo en barca (o bateau como le llaman allí)


lo cierto es que el paseo sería algo más deslucido que si fuese al aire y no con cubierta, pero el caso es que de la otra forma no era posible, y no queríamos perdernos el paseo por toda la ciudad


recorrimos todo hasta llegar a la zona de los puentes cubiertos (Les Ponts Couverts), creados entre el 1200 y el 1250. Una "muralla-puente" con sus torres, y que en el medioevo los puentes eran de madera y cubiertos de tejados de tejas, de ahí su nombre. Al pie de las dos torres medievales avanzan espolones del siglo 16 que contenían piezas de artillería al nivel del agua.


Justo enfrente de estos puentes cubiertos (y en donde el barco da la vuelta para comenzar el regreso) se encuentra la presa Vauban (Le Barrage Vauban)


Construida según planos de Vauban después de la unión de Estrasburgo a Francia a fin de reforzar las fortificaciones medievales que la entonces resultaban obsoletas. Bajo los trece arcos de ese puente-casamata, se podían cerrar las compuertas y se inundaba así el frente sur de la ciudad, evitando cualquier eventual asalto.
En el siglo XIX se realzó la presa y en los años 60, se acondicionó sobre ésta una terraza panorámica de libre acceso.

Después de un buen rato, el paseo en bateau se terminó (y gracias al cielo la lluvia también cesó, jejeje) así que volvimos de nuevo por esta última zona que nos pareció de lo más bonita para pasear por sus calles


y adentrarnos como no, en el famoso barrio "La petite france", un precioso rincón de Estrasburgo con casitas típicamente medievales y al que cuando pasas, te ves como inmerso en un cuento...


Es un barrio muy pintoresco que ocupaban en otros tiempos pescadores, molineros y curtidores. Las casas de viguería son en su mayoria del fin de los siglos 16 y 17.


La casa llamada "des Tanneurs" (de los curtidores) sin duda la más bonita, es del 1572.


Estas casas están casi todas construidas con un saledizo, el primer y a veces el segundo piso sobresalen por encima de la planta baja. Los tejados son abiertos con galerías debajo de las cuales los curtidores secaban las pieles después de haberlas lavado y rascado en las aguas del canal.


Después de contemplar hipnotizados el conjunto de casitas, continuamos en dirección al centro de nuevo, observando más edificios emblemáticos por el camino... y también, encontramos donde comprarnos unos bocatas y algunas bebidas frescas para tomar algo y no caer desfallecidos con tanta caminata, jejejej


El caso es que no dejábamos de admirar las fachadas con entramados... nos encantaban...


Otro de los edificios que nos impactó fué "L'Eglise St-Thomas", la más grande de la ciudad después de la catedral y que se construyó entre los siglos 12 y 15, y que es luterana.


Y llegó el momento en que decidimos recogernos, terminar el paseo y volver hasta el autobús para regresar al camping


Tras llegar y descansar un rato, dedicamos el resto de la tarde en el camping a lavar y secar toda la ropa para dejarla preparada nuevamente y continuar el viaje con todas las prendas limpias (que ya tocaba, jeje)


Viernes, 23 de Julio

Un nuevo día, y como el anterior, lo comenzamos un poco nublado y con una leve llovizna... (creo que ya notábamos que estábamos en tierras francesas, jijiji)


en fin, recogimos todo del camping y salimos disparados hacia nuestro nuevo punto de destino, el castillo de Haut-koenigsbourg

Aunque el castillo estaba en lo alto de una gran montaña, la mayoría de la subida se puede hacer perfectamente con la auto, y conforme van llegando, se van colocando los vehículos en fila, aparcados a un lado de la inclinada carretera. El espectáculo que vemos desde lo más alto, con esas nubes todavía a ras del suelo, es precioso...


cuando al fin llegamos hasta el castillo, vemos que hay que entrar por la zona de la izquierda, así que nos encaminamos hacia el sendero que hay pegando a las murallas... el castillo con sus torreones nos resulta sumamente fascinante...


los tejados y zonas de vigilancia son tan extrañas para lo que estamos acostumbrados a ver en otros castillos, que nos quedamos embobados mirando la parte superior del enorme edificio...


por fin llegamos a la entrada, en la parte exterior se encuentran las taquillas y la ventanilla de información, a la izquierda de la puerta de entrada.


A la derecha, un grupo de niños observa una pequeña maqueta antes de pasar al interior del patio


Cuando pasamos las puertas de entrada, nos encontramos en un patio (hay otro patio más arriba) en el que podemos observar las cuadras


y el conjunto de edificios que proporcionan autonomía al castillo. Me fascina, tanto que doy la vuelta, para observar la parte que dejo atrás...


y sigue pareciéndome precioso... continuamos rodeando por el patio los edificios, yo no puedo mirar por donde piso...


sigo embobada mirando hacia arriba



y así llegamos hasta el fondo, en donde se encuentra una fuente del siglo XV conservada en Eguisheim. Parece que tiene bastante historia la fuentecita...


Para entrar, tenemos que dar la vuelta y pasar por el único acceso al castillo, por una torre y luego una escalera protegida por troneras. Esto obligaba a avanzar a los asaltantes bajo las troneras de la rampa. La puerta y el puente levadizo sobre la fosa son los últimos obstáculos antes del edificio


en el interior nos encontramos con el pozo, de 62 metros de profundidad y que fué fortificado para no ser apartado del edificio por un ataque de la artillería.


La galería da acceso a la bodega, cuya longitud indica la anchura del espolón rocoso sobre el cual está construido el castillo.


y desde aquí pasamos a un patio pequeñito, el patio interior... tiene una escalera de caracol cuya fachada me encanta... y a su derecha, fueron construidas unas galerías (en los pisos superiores) que son una pasada


cuando subimos arriba, pude apreciarlas mejor... las pinturas, todo me dejó flipada.. son unas galerías de madera que fueron reconstruidas sobre la base de las consolas de piedra existentes.


abajo, otro pozo me llamó la atención...


y aprovechando que ahora no había turistas (lo tuve complicado durante un buen rato) le hice una fotografía a la puerta de la escalera de caracol... me encanta...


pasamos también por las cocinas...


después de admirar toda la parte inferior, subimos a los pisos superiores, en donde pudimos ver un montón de detalles preciosos... un mobiliario increíble, revestimientos en las paredes que permiten un mayor aislamiento, con decoraciones que son una maravilla... a ras de las ventanas, asientos para aprovechar la luz



a continuación entramos a otra sala, ésta tenía un aspecto más solemne, era la sala del Kaiser, y contenía pinturas en techo y suelo, con el águila y blasones que marcan el carácter político de la habitación.


Los frescos son de Leo Schnug


y así vamos pasando por diversos cuartos, a cual más bonito... con estufas de cerámica bellamente talladas, y mobiliarios que nos parecen una maravilla


en una de las paredes de la escalera, incluso vemos inscripciones talladas en la piedra de hace unos cuantos años...


y desde arriba se podía ver por la barandilla la pequeña capilla que había en el piso inferior



también llegamos a la sala de armas, en donde pudimos contemplar ballestas, armaduras, espadas


de nuevo, puedo ver el pequeño patio interior y observo las galerias desde aquí, que me parecen muy bonitas


y desde esta zona superior, salimos al jardín


Un puente levadizo atraviesa la fosa que lo separa del edificio oeste. La aberturas de las ventanas y las puertas dan testimonio de las construcciones anteriores al jardín del siglo XVI


en este jardín, otro bello pozo que nos encontramos


y si avanzamos un poco más, nos encontramos con otra escalinata, que nos lleva directamente al "gran bastión" o la plataforma de artillería


zona que fué construida, debido a que por esta zona la cresta de la montaña permitía a los asaltantes aproximar sus cañones, así que para paliar este inconveniente se construyó este "gran bastión", para servir de protección y asegurar la defensa del edificio... desde lo más alto, se ofrece una espectacular visión de la llanura y los Vosgos,


y los valles por donde pasaban antiguamente los convoyes de mercaderes. Así se comprende perfectamente el papel estratégico del castillo.


La plataforma está equipada con reproducciones de cañones que muestran la evolución de la artillería desde el siglo XV hasta el siglo XVII.


Tras visitar esta zona, regresamos a los patios inferiores y dimos por terminada la visita. Justo en ese momento, la lluvia comenzó de nuevo a incordiar (menos mal que nos había dejado ver el castillo con relativa calma) y decidimos subir a la dragoneta y llegar al pueblo en el que pasaríamos la noche, Kaiserberg


El área es estupenda, aunque tuvimos algunos problemillas con la máquina expendedora de tiquets, que no funcionaba correctamente y nos pasamos un buen rato junto con algunos otros compañeros autocaravanistas, intentando arreglar el tema... tras solucionarlo todo, al fin descansamos tranquilamente hasta que nos decidimos a salir para ver el pueblo, que tengo que decir, nos dejó totalmente alucinados...


la entrada la hacemos cruzando un puente fortificado (de 1514)...  se ve que aquí se tomaban en serio lo de protegerse, jeje


desde allí comenzamos un paseo hasta la zona en la que se encuentra el ayuntamiento (y la oficina de turismo) y nos vamos quedando prendados con las fachadas tan coloridas y variopintas


aunque no veíamos a mucha gente por la calle... pero los balcones y fachadas nos tenían algo pillados...


además teníamos al fondo una vista preciosa de las montañas...



el edificio del ayuntamiento, daba justo a la parte de atrás de la iglesia... otro edificio emblemático y con una bonita torre...


que sobresalía desde bastante distancia...


a lo lejos podíamos distinguir el torreón perteneciente a las ruinas que quedan de un castillo del siglo XIII (que aprovechamos también para visitar...)


después de pasar por la oficina de turismo, como nos comentaron que estaba a escasos diez minutos, nos pusimos manos a la obra, y llegamos hasta el torreón en un periquete...



aunque en ese momento se levantó un montón de aire, así que mi hija y yo preferímos quedarnos abajo, pero los chicos, que son más atrevidos, no dejaron pasar la oportunidad y subieron hasta lo más alto de la torre


cuando bajaron, regresamos de nuevo al pueblecito y continuamos nuestro paseo, descubriendo algunas calles dignas de salir en algún cuento


también nos pasamos por la fábrica de vidrio soplado que tienen (y por lo que también es famoso Kaiserberg) en este pueblecito


los turistas pueden admirar como los artesanos producen las piezas únicas, paso a paso, así que allí nos quedamos hasta que acabó de hacer un jarrón que resultó una maravilla... lo cierto es que tenían piezas muy bonitas a la venta...


las calles, todas repletas de fachadas de entramados, nos tenían perplejos... no pensábamos para nada que nos encontraríamos con estas bellezas aquí...


comenzó de nuevo a chispear, pero queríamos recorrer las calles más bonitas, así que continuamos con el paseo


también entramos a una de las tiendas dedicadas a la venta del vino, ya que éste es uno de los pueblos indicados en la ruta de los vinos de Alsacia, y no podíamos dejar de probarlo (y lo hicimos, mientras cenamos por la noche, jejejeje)


la verdad es que no nos cansábamos de pasear... y ver las casitas...


es que era realmente como si estuviésemos metidos en un cuento


casas de hace cinco y seis siglos... con fachadas de colores unos pasteles, otros intensos... pero todos contrastando y dando una imagen muy bella de las calles


nos fuimos de nuevo hacia la auto, pasando de nuevo por el puente



Por la noche, después de cenar y como quedó buena noche, mi marido y yo nos decidimos a pasear a la luz de las farolas (los críos nos dijeron que preferían quedarse en la auto... no tenían ganas de pasear ya, jeje)


y después de ver como una pandilla de nenas se subían a la fuente y le colocaban unas gafas de sol al pobre santo....  continuámos nuestro paseo viendo las bonitas fachadas de entramado con su iluminación nocturna



Y cuando nos cansamos, dimos media vuelta y a casita... que también había que dormir unas horas si queríamos estar descansados al día siguiente....


Sábado, 24 de Julio

Tras pasar una estupenda noche, nos levantamos como nuevos y con ganas de llegar a nuestro siguiente destino, Colmar
Aparcamos en el área para autocaravanas, ubicada en una de las calles de la periferia, y en cuanto recogimos todo salimos para patearnos el centro, del que tanto nos habían hablado...


Lo que nos llamó la atención nada más comenzar a adentrarnos, fueron como siempre las fachadas de entramados, tan características de la zona.


Y después de visitar la oficina de turimo, fuimos directamente al Museo Unterlinden, instalado en el antiguo convento de la orden dominicana del mismo nombre, y que significa "bajo los tilos".


En su interior pudimos disfrutar de un montón de obras de arte, de diferentes autores y a cual más interesante


pasamos para ver el claustro interior...


el lugar era espectacular, nos encantó recorrer las diferentes estancias al tiempo que podíamos ver tantos cuadros y esculturas


incluso vimos las bodegas y los toneles bellamente tallados.


y por supuesto, llegamos hasta donde se encontraba nuestro principal objetivo, el retablo de Issenheim


Un retablo espectacular, y con diferentes pinturas que se pueden ver moviendo los diferentes paneles, yo no había visto jamás ninguno parecido. Además del original, habían colocado en diferentes sitios réplicas del mismo más pequeñas, para poder contemplarlo a placer.


cuando acabamos el recorrido en el museo, salimos al exterior para ver un poco la ciudad.


llegamos hasta un edificio al que llaman la casa de las cabezas, porque en su fachada hay un montón de caras, entre las ventanas, el balcón, etc... la verdad que se veía un poco rara, jejeje...


después seguimos caminando por las calles más emblemáticas


y pasamos por la puerta de la casa donde vivió Voltaire


también vemos la fachada de la Colegiata San Martin, una gran iglesia gótica a la que decidimos entrar


cuando pasamos nos sorprendió su luminosidad


y continuamos nuestra marcha...


otro vistazo a la cúpula de la Colegiata


la verdad es que por donde vamos pasando nos quedamos de nuevo embobados...


otra vista de la iglesia, es que me gustó, jejeje...


bueno, y éste, otro edificio emblemático, la casa Pfister, un edificio de mezcla gótica y medieval y que se encuentra en el barrio de los curtidores. Construida en 1537, está adornada con una ventana saliente de ángulo y una galería de madera.


En esta misma calle se encuentra la casa de Auguste Bartholdi, escultor de la Estatua de la Libertad de Nueva York, y que en la actualidad alberga las obras del artista en exposición.


poco a poco, llegamos hasta donde se encuentra el edificio que albergaba la antigua aduana, llamada "Koifhus", y atravesamos una gran arcada


de una, vuelvo la vista atrás para observar por donde hemos venido, y me encuentro una estampa que no puedo dejar de plasmar en una foto


al pasar los arcos nos adentramos en otra zona antigua de la ciudad, seguimos viendo edificios con fachadas preciosas


también entramos en la plaza de la antigua aduana, un rincón bellísimo que parece un centro de reunión para los habitantes del lugar, y que a mí particularmente me parece encantador, por el movimiento que se respira en este punto. De frente, una de las famosas casas de curtidores


me giro de nuevo y veo tras de mí un torreón precioso de la Vechia dogana (antigua aduana)


y bueno nos dedicamos a pasear por la zona, observando todas las fachadas que nos parecían a cual más bonita


el casa paco, que no falta en ningún país, jajajaja


y la fuente Schwendi, también hecha por Bartholdi



desde aquí, continuamos caminando... no nos cansábamos de admirar las casas


y así caminando, llegamos hasta otra zona, que denominan la pequeña Venecia


y que es otra maravilla de lugar...


yo creo que hice fotos a cada una de las fachadas... me gustaban todas


Tras visitar esta zona, decidimos dar la vuelta y regresar hasta la auto, pues teníamos pensado pasar la tarde-noche en otra zona cercana, y es que en Colmar no nos gustaba mucho el aparcamiento. Bueno, está genial para unas horas, pero no para pasar la noche... para eso, fuimos hasta un pueblecito cercano llamado Roufach


El cantón de Rouffach, entre Colmar y Mulhouse, se situa en la carretera de los vinos de Alsacia. Llegamos a media tarde al área de autocaravanas y dejamos todo preparado en un pis pas, antes de bajar a dar un paseo por el pequeño pueblecito.


En cinco minutos nos encontrábamos en lo que se supone era la plaza, admirando la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción


a la derecha, vimos que había una serie de edificios también, entre los que se encontraban el ayuntamiento, y un museo que al final nos decidimos a visitar, aunque estaba todo en alemán y en realidad el grueso del museo lo componían objetos, fotografías y detalles del mismo pueblo.


al salir del museo, continuamos andando por esa zona, observando las casas y los diferentes edificios


la torre de la iglesia me gustó muchísimo, la encontré preciosa


también nos encontramos al lado de los edificios del ayuntamiento con un concierto de piano al aire libre, que nos encantó...


y seguimos nuestro paseo por entre las distintas callejuelas...


vamos buscando alguna tienda para ver los vinos, pero vemos que está todo desierto y cerrado... como cierran tan pronto por estas regiones...


y volvemos de nuevo a la puerta de la bella iglesia


y nos encontramos con una boda, jeje... aunque ya estaban saliendo, por lo que nos decidimos entonces a entrar al bonito templo



Al salir, nos encaminamos ya hasta la autocaravana, y tomamos un bocado mientras descansabamos del ajetreado día. Estuvimos un buen rato recordando los detalles de los lugares más bonitos, y al terminar la cena, Toño y yo nos decidimos a dar un paseo nocturno y tomar algún cafetillo en la zona más centrica. Los chicos decidieron quedarse a descansar ya y no quisieron acompañarnos... dimos una vuelta por la zona más externa y nos encontramos con la Iglesia Recoletos, dedicada a Santa Catalina de Alejandría


aunque nos gustó la fachada, no pudimos entrar a estas horas... así que continuamos el paseo... las luces de las farolas y bombillas comenzaban ya a iluminar las calles


mostrándonos la Roufach nocturna


llegamos hasta la iglesia de nuevo... tan sólo por ver la cúpula iluminada


y después de un café y un último paseo de vuelta, regresamos a la auto para meternos en el sobre y descansar hasta la mañana siguiente.


Domingo, 25 de Julio

Poco a poco, vemos como los días van pasando y las vacaciones se nos van agotando buaaaa... nos damos cuenta de que estamos ya en la recta final de este viaje... con esa reflexión nos levantamos en este nuevo día... totalmente despejados y dispuestos ya a emprender la marcha hacia nuestro siguiente destino, que no era otro que un camping a la entrada de Mulhouse, cuya estancia nos salió por 30 euretes...


nada más llegar, y después de colocar todas las cosas, salimos dispuestos como ya es habitual a descubrir esta ciudad de la que también nos habían hablado estupendamente y no podíamos dejar de lado si visitábamos la zona de la Alsacia. Para llegar al centro había que caminar por un sendero que discurría paralelo a uno de los afluentes del Rhin


agradecimos el paseo matutino, disfrutando de la naturaleza...


y en diez minutos estábamos ya caminando por las calles de Mulhouse


el primer edificio marcado como emblemático, la capilla de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén, también conocida como los Caballeros de Malta, que se estableció en Mulhouse, en el siglo 13 y fue la orden más rica y más influyente en la ciudad. La capilla, construida en el siglo 13, fue renovada y reformada en los siglos 14 y 15 y está rodeada por un cementerio y la residencia del comandante. Después de la Reforma, la orden de los Caballeros dejó Mulhouse y la capilla se vendió como la propiedad comunal en 1798. Fue convertida en una fábrica de cerveza, a continuación, una herrería y un almacén. En 1893 se convirtió en una publicación Monumento Histórico y fue restaurado. Lo único que pudimos ver aquí fué la fachada y el pequeño cementerio en el patio, con lo que parecían algunos restos arqueológicos.


Continuamos el paseo para llegar hasta el centro histórico de la localidad, pasando por calles muy bonitas y coloridas


y después de un rato, llegamos a la gran plaza 


y en cuanto pasamos nos vimos a nuestra izquierda la fachada del ayuntamiento, preciosa, toda decorada con unas pinturas bellísimas, incapaz de pasar el edificio desapercibido...


enfrente, algunos edificios también de bellas fachadas, y que hacían de la plaza una belleza


la iglesia de San Etienne, una maravilla que se alzaba tras nosotros, aunque en ese momento estaba cerrada, tendríamos que esperar unas horas para poder pasar a verla...


así que, sin más preámbulos procedimos a entrar en el ayuntamiento, cuya fachada aún nos tenía pasmados


Construido en 1552 y una vez descrito por el ensayista Montaigne famoso como un "magnífico palacio dorado", el Hôtel de Ville es una obra maestra de la arquitectura renacentista renano que una vez que simbolizaba la adhesión de la República mini de sus libertades. Los frescos ilustran las virtudes ensalzada por la religión reformada, así como los escudos de armas de los cantones suizos a los que se alió Mulhouse. Sobre el tejado de la derecha cuelga el Klapperstein, o "sonaja de piedra", que las personas maliciosas eran obligadas a llevar como castigo.


como la mayoría de los ayuntamientos de esta zona, es accesible a las visitas, así que pudimos observar sus bonitas salas, increíblemente decoradas


y también un museo en el que pudimos contemplar multitud de objetos, cuadros y muchos detalles del lugar.


esta estufa de cerámica me encantó, y no quise perder la oportunidad de fotografiarla, toda ella cubierta por unos azulejos decorados... qué maravilla...


cuando salimos contemplamos de nuevo la iglesia protestante, la torre, como la mayoría de las que hemos visto en este viaje... en obras... (aprovechan los meses cálidos para las reformas... no me extraña... pero nos hace polvo, porque no nos deja contemplar esas torres tan chulas... en fin... otra vez será...)


la plaza desde luego es enorme y desde ella se divisan distintos puntos interesantes de la ciudad


no me digais que no impresionan estas fachadas... es que son una maravilla... además que la conservan muy bien...


después de salir del ayuntamiento, y ya con un plano en la mano, nos decidimos a realizar un pequeño recorrido que está señalado y que no lleva mucho tiempo, y en el que podemos contemplar algunos edificios destacados... comenzamos andando hasta la otra esquina de la plaza,


para ver la farmacia "au lys", del siglo XVII.
El edificio fue habitado por primera vez en 1464. En 1634, el año de la peste y en medio de la Guerra de Treinta Años, la casa se restauró totalmente. Para marcar la ocasión, los artesanos tallaron el año '1634 'en el dintel de la puerta.
Poco después, en 1649, la casa fue comprada por Jean-Henri Engelmann que lo convirtió en un dispensario. El edificio se ha mantenido como farmacia desde entonces y cuenta con un techo adornado con pinturas del siglo XVII.


dimos entonces la vuelta, para continuar el paseo, nuestro siguiente punto era la iglesia protestante de San Etienne, pero como estaba cerrada, la dejamos para cuando terminasemos, que imaginabamos que ya estaría abierta.

Justo enfrente de la gran iglesia, se encuentra la casa Mieg (Maison Mieg)
La casa fue mencionada por primera vez en 1418 y en alrededor de 1460 se convirtió en una posada llamada Le Soleil. Se mantuvo un hotel hasta 1535 y se ha mantenido prácticamente sin cambios desde 1560. Desde 1679 hasta 1840, la casa pertenecía a la Miegs, una de las familias más ilustres de la ciudad. El residente más famoso fue Mathieu Mieg, apodado "El Cronista", conocida por su apoyo a la república de la ciudad y su talento como pintor.


salimos de la Plaza de la Reunión, por una callecita llamada Guillermo Tell, me gustó la fachada del bar con el mismo nombre, jejeje


y por esta callecita llegamos hasta la maison Steinbach, El sitio original de la villa fue ocupado por los Caballeros de la Orden Teutónica. En este momento la propiedad consistía en un gran recinto con una capilla y edificios monásticos. En 1780 la tierra fue vendida a un dueño de fábrica llamado Vetter que construyó una casa. La construcción fue terminada en 1788 en el siglo 19 fue comprado por un tal Steinbach Georges y ampliada. A finales del siglo 18 y principios del 19  la Villa Steinbach  fue una de las casas más hermosas de la ciudad. Ahora es el Museo de Bellas Artes.


continuamos el paseo... observando todas las fachadas a nuestro paso...


En esta calle pudimos contemplar otra fachada preciosa, del siglo XVI, y que correspondía a la Poêle des Vignerons, edificio perteneciente a la corporación de los viticultores, ya que la vid fué ha sido siempre fuente principal de riqueza en la ciudad.


y no muy lejos de allí, se hallaba el Passage des Augustins


Ubicado en donde antiguamente se encontraba el antiguo monasterio de los agustinos, otra bella fachada...


seguimos caminando... callejeando y disfrutando de la buena mañana que hacía... y llegamos hasta otra emblemática fachada, la casa en donde vivió Paul Curie, abuelo del célebre físico.


y así fuimos dando un rodeo...   observando con detalles los edificios, algunos por su belleza, otros emblemáticos, en fin... la verdad es que lo pasamos fenomenal.... este otro corresponde al (según decía en el plano) edificio más hermoso del siglo XVIII de Mulhouse, adquirido por la familia Schlumberger y posteriormente vendido a una fábrica de cerveza y a la asociación de Sainte-Marie, se llevó a cabo una reconstrucción para la que no se reparó en gastos...


y si el edificio no tiene la fachada como el resto, pues la pintan, jejeje


terminamos el recorrido señalado en el mapa, y comenzamos a buscar algún sitio para comer porque el hambre ya comenzaba a apretar... y llegamos hasta otra iglesia preciosa con una gran torre,


como estaba abierta no dudamos en pasar para ver su interior


después de pasar un rato admirando los detalles, el altar y algunas cosas más, salimos para continuar con la búsqueda de algún bar para comer algo... cosa bastante dificil por lo visto... no sé el motivo pero la ciudad parecía una ciudad fantasma... y de momento nadie por las calles, nada abierto... total que al final encontramos un bar que no se veía muy mal y pasamos. Nos pedimos unos platos algo raros (chipirones al coco y no se qué más...) el caso es que tomamos un bocado, que ya era hora y descansamos un poco de la caminata mañanera...

Después de tomar algo, volvimos a pasear y llegamos otra vez hasta la plaza de la Reunión, hicimos algo más de tiempo en los escalones para ver la iglesia, que estaban a punto de abrirla.


Cuando abrieron al fin, pasamos para poder admirar las vidrieras que son del siglo XII, según parece de los más bellos de la región y otros detalles que la hacen espectacular.

St. Etienne es una iglesia protestante, construida en estilo neo-gótico



Cuando salimos de St. Etienne, nos dirigimos ya a las afueras para llegar al camping de nuevo, y por el camino llegamos hasta la torre de Bollwerk, uno de los pocos vestigios de fortificación que quedan en Mulhouse. Bollwerk significa "fortaleza" y a lo largo de los años esta torre ha gozado de diversos nombres, como Neuensteinerturm, Hugh Walch Tour (nombre de una famila noble), torre del culo (debido a una señal), Torre blanca y finalmente Sauturn (torre del cerdo, por estar cerca del matadero)


queda muy muy cerquita de otra torre que parece la antítesis, por ser la moderna torre de Europa, en una zona más funcional. La plaza de Europa está decorada con escudos de armas de las ciudades europeas. Esta torre triangular representa la ciudad de las tres fronteras: Suiza, Francia y Alemania.


y así despedíamos Mulhouse, una ciudad que nos sorprendió bastante, ya que no esperábamos ver todo lo que nos encontramos.... y desde luego, por esta zona de la Alsacia creo que volveremos de nuevo en época de nieves, pues según creo la magia de la navidad transforma totalmente estas localidades y se muestran de una belleza increíble y digna de contemplar... habrá que hacer otro viajecito por aquí, jejeje...


Al fin llegamos al camping después de pasar gran parte del día caminando por todo Mulhouse... y mientras preparaba un bocado en la auto, aquí los amigos se entretenían con unas partidas al billar y nos echábamos unas risas...


todo eso después de un baño en la piscina climatizada, claro...


al acabar la partida, todos a la mesa a cenar y después a descansar, que saldríamos bien temprano por la mañana...



Lunes, 26 de Julio

La mañana un poco nublada, pero igualmente preparamos todo y salimos bien temprano comiéndonos los kilómetros y acercándonos cada vez un poquito más a casa....


de nuevo paramos en Besançon. Cuando empezamos el viaje (esto me recuerda que ya estamos casi llegando a España...joooo) nos quedamos sin ver la Citadelle pero quedamos en que si podíamos, no bajaríamos sin pasar a visitarla... y puesto que tenemos tiempo, decidimos parar y visitar esa fortaleza arriba en la montaña.


Comenzamos cruzando una preciosa puerta,


e iniciamos el ascenso por las empinadas cuestas... nos encanta lo que vemos, pero nos agotamos por momentos, jejeje


ufff... las cuestas no cesan...


a mitad de la subida nos encontramos con una torre que pertenece a una peculiar iglesia. En ella nos enteramos que hay otro reloj astronómico, similar al que vimos en Estrasburgo... (o eso nos comentan) y que suena también a una hora determinada... es decir, si queremos verlo en funcionamiento, debemos estar en la puerta puntualmente... no sabemos si nos dará tiempo, aunque intentaremos hacer el esfuerzo....


continuamos entonces la subida...


y al fin llegamos hasta la primera entrada (sí, hay más de una...) de la Citadelle


nos quedamos asombrados ante el foso y las murallas que conforman la fortaleza, esto nos hace darnos una idea (ligera) de lo que tuvo que ser en su momento.


continuamos avanzando... y nos damos cuenta de que en el interior del foso hay monos...


eran babuinos, si no recuerdo mal...  y había bastantes, entre las plantas y acomodados a la sombra algunos... el caso es que nada más entrar ya estábamos entretenidos mirando los bichos, jejeje


observamos bien toda la muralla, las garitas, la verdad es que es tremendo...


nada más cruzar el recinto, entramos a uno de los varios museos que hay en el interior...


en éste nos sorprendió ver tanto ataud extraño... en el museo se exponían diversas tradiciones populares, entre otras cosas ataudes de formas rarísimas... desde con forma de vaca, avión, guitarra... ufff... increíbles...


entre museo y museo, subíamos al paseo de ronda, en lo alto de las murallas, pasábamos a las garitas.... desde donde teníamos unas vistas privilegiadas de toda la zona...


y poco a poco, recorrimos todos los rincones de esta bella fortaleza....


que además de los museos, cuenta también con un jardín zoológico


especializado en la preservación de especies en vías de desaparíción... nos resultó raro ver los peces tan de cerca...


que incluso permitían a la gente meter las manos en el agua... jugar con ellos...


pero vamos, había un montón de bichos, jejej.. tanto los chicos como Toño y yo lo pasamos de vicio


incluso había una zona parecida a una granja, con pollos, conejos, burros... yo que sé... un montón de animales...


aquí también disfrutamos de lo lindo....


y luego, en otra zona más apartada pudimos ver a los más fieros...


el caso es que pasamos toda la mañana recorriendo todas las edificaciones, realmente sí que nos mereció la pena pasar y visitarlo....


al terminar, y con más hambre que yo que sé... salimos disparados para comer en la auto, pero recordamos  mientras que bajábamos la cuesta que el reloj astronómico estaba a punto de sonar, así que, haciendo de tripas corazón (y nunca mejor dicho, jajajaj) esperamos unos minutos más hasta ver este otro reloj en funcionamiento....


Bueno, desde luego nada que ver con el enorme reloj de la catedral de Estrasburgo, pero aunque más pequeño, era diferente, tenía otras características, y también fué bonito contemplar como se movían los engranajes a la hora de sonar (aparte que aquí nos explicaron detalladamente cada movimiento que haría con un papel en castellano)


el caso es que después de un buen rato, conseguimos salir y llegar hasta la auto... y nada más subir nos pusimos a comer, mientras nuestros pies agradecían por fin un asiento en donde reposar... que ya estaba bien, jejejeje.

Tras un merecido descanso, nos pusimos en marcha camino del siguiente lugar en el que pensábamos dormir....


Aunque llevábamos varios lugares para pernoctar previstos, lo cierto es que hacíamos kilómetros y kilómetros y ninguno de los sitios por los que pasábamos nos gustaba demasiado... al final, ya de noche (la foto la hice por la mañana) llegamos a un pueblecito llamado Chatillon sur Chalaronne aunque el área en sí no la encontramos a primera vista, fué después de aparcar que Toño echando un vistazo, la descubrió casi de casualidad, jejeje y hacia allí fuimos para aparcar en el sitio adecuado... y como ya ibamos bastante cansados, después de tomar algo cerramos todo bien y nos acostamos para descansar.



Martes, 27 de Julio

Otro día más, y de nuevo nos ponemos en marcha... ya que estamos en este pueblecito y vemos abierta la oficina de información, nos acercamos para ver si hay algo interesante que podamos visitar... y llegamos hasta la plaza


continuamos andando y llegamos hasta la iglesia de San Andrés, comenzada a construir a finales del 1200 (1272). Lo que más me llama la atención es la torre que la corona y que es de forma octogonal, y por supuesto, el matacán que hay en la fachada, no muy común en las iglesias de esta zona... otra curiosidad es que aquí estuvo durante gran parte de su vida San Vicente de Paul.


frente a la iglesia, ya vemos las bonitas y antiguas fachadas de entramado


a cual más bella...


y muy cerca también nos encontramos con el mercado (Les Halles) construcción dividida en tres tramos con el apoyo de pilares de roble


sobre los que descansa la estructura, también toda de roble, parece que un incendio casi lo destruyó, y gracias a la generosidad de la señorita Montpensier (condesa de Chatillon) que permitió tomar toda la madera necesaria de su bosque de Tanay, fué de nuevo reconstruido... pero vamos, una construcción enorme...


continuamos con nuestro paseo disfrutando de las fachadas, los edificios...


y también pudimos contemplar algunas decoraciones florales muy bonitas... aunque la época no era la más idonea...y por las que Chatillon también es famoso ya que se ha llevado varios premios por ese motivo.


llegamos yo creo que a la edificación más antigua de la localidad...


y luego también pasamos por una calle por la que antiguamente era un patio vecinal al que iban a parar todas las porquerías de los aseos... (en la edad media, supongo) hasta que eso desapareció y hoy en día es un pequeño callejón que une ambas calles nada más.


como al principio, y por estar la iglesia en pleno sermón, no habíamos podido entrar, al terminar nuestro paseo pasamos para ver el bonito templo por dentro...


a mí me gustó especialmente un cristo tallado en madera que había en el lateral derecho... me pareció precioso


desde allí volvimos a la plaza de inicio en la que nos encontramos con el ayuntamiento, con una bella fachada,


y después de un reconfortante paseo, volvimos hasta la auto, nos sentamos a descansar mientras preparabamos algo para comer, y tomamos un bocado antes de salir como teníamos previsto.


A eso del mediodía, llegamos a otro pueblecito llamado Chambost-Longessaigne en el que también aparcamos en el área de autocaravanas y decidimos quedarnos a comer.


Aunque nuestra parada era sólo para comer, decidimos andar un poco hasta el pueblo y estirar las piernas...  y de paso aprovechamos para comprar pan y un par de empanadas con muy buena pinta, jejeje y llegamos hasta la plaza


en ella nos encontramos con la iglesia de Saint Maurice, y como estaba abierta (y nosotros no podemos ver una iglesia abierta sin visitarla jeje... es una debilidad.... )

La iglesia, de estilo gótico, está contruida sobre las ruinas de un priorato


es peculiar por las vidrieras, realizadas por Alexandre Mauvernay


la fuente de marmol negro pertenece al antiguo priorato, y hay dos cajas con reliquias de San León, San Félix y Santa Victoria


Sobre el tímpano del portal se puede ver un caballo montado por el jefe de la región thébaine, que fue asesinado con sus soldados cristianos hacia el año 300.


y después de admirar todos los detalles, regresamos tranquilamente a la dragoneta, y nos dispusimos a comer sin prisas, reposando un rato antes de volver a ponernos en marcha.

Tras zamparnos las empanadas que habíamos comprado y algo más que preparé, nos hicimos algo los remolones, pues ya no teníamos prisa... nuestro próximo destino (y creo que último previsto antes de la vuelta) era el viaducto de Millau, así que, teníamos toda la tarde para acercarnos a la zona. Así que, descansamos un buen rato y cuando nos cansamos de descansar (valga la redundancia, jajajaj) colocamos todo de nuevo y salimos de este pueblecito tranquilamente.


El tiempo la verdad es que nos acompañó durante el trayecto y entre charla y música, se nos pasó volando el rato hasta llegar al lugar de pernocta. Nuestra intención era dormir a unos kilómetros de Millau y cruzar el viaducto por la mañana, para poder disfrutar bien de las vistas.


El lugar era también un aparcamiento muy grande, al ladito de un pequeño pueblo que por supuesto no nos resistimos a ver mientras estirábamos un poco las piernas, jejejej... aunque ya era algo tarde y se veían las poquitas casas desiertas, por lo que al llegar al final de la callejuela, dimos la vuelta y regresamos a la auto.


A nuestro lado, había otra autocaravana de un matrimonio francés, muy simpáticos, y con los que charlamos un rato antes de subir a dormir, la señora sabía bastante castellano (creo recordar que sus padres eran españoles) y demostró su dominio del castellano, jejeje.. pasamos un buen rato con ellos...  y así, terminó el día... en cuanto tomamos un bocado, nos metimos directamente a dormir.


Miércoles, 28 de Julio

Amaneció con una niebla espectacular... y en cuanto nos vestimos y desayunamos, salimos a ver el aspecto fuera... compramos pan fresco y croissants en una panadería que teníamos justo al lado y en cuanto colocamos todo nos pusimos en marcha


conforme avanzaba la mañana, se veía más preciosa... aunque las nubes todavía estaban tan bajas que se veía bellísimo el paisaje...


al fin llegamos hasta la población de Millau, ubicada en un bonito valle...


y cuyo viaducto fué lo que nos animó a visitar el lugar, según parece es el puente más alto del mundo (al menos el más alto por el que pasan vehículos)... aunque yo no lo sé cierto, jejeje lo que sí sé es que es impresionante


seguimos las indicaciones hasta llegar al enorme parking acondicionado con restaurante, información de todo tipo, y diversos servicios que puedan necesitar los visitantes... nosotros después de aparcar, salimos a un gran mirador y estuvimos un ratillo contemplando el enorme puente.


después subimos hasta el mismo nivel y pudimos también contemplarlo desde arriba... impresionante de verdad, ver tal obra a tal altura... y al terminar como ya era hora de comer, decidimos tomar un bocado antes de cruzarlo definitivamente.


y disfrutar un ratillo el cruzar todo el valle de un tirón por esas alturas


A partir de este momento, nuestro destino era ir bajando hacia España sin prisa pero sin pausa...


seguimos nuestra ruta, sin parar de comer kms. hasta llegar a un lugar ya bastante conocido por nosotros, el área para autocaravanas en Narbonne, que está situada pegada a un enorme centro comercial....


En cuanto llegamos, bajamos para mover las articulaciones un poco... y preparamos algo para cenar tranquilamente... la cena resultó algo sosa... ya que todos estábamos algo pensativos... veíamos que se nos acababa otro viaje maravilloso y eso nos apenaba muchísimo....  pero aún así, terminamos como siempre con risas y buen humor. Al acabar la cena, no tardamos mucho en recoger y acostarnos para descansar. Al día siguiente nos esperaban muchas horas en carretera, y necesitábamos reparar energías.



Jueves, 29 de Julio

Otro día más, amaneció un día estupendo y nos recreamos un poquito en el desayuno.... pero enseguida, el capitán de la nave nos dió un toquecillo y rápidamente recogimos todo para salir cuanto antes camino de la frontera.


Después de muchos kilómetros de charla... música...  y demás historias... al final traspasamos la aduana en La Junquera... conocida ya de tantos viajes, jeje... y entonces ya nos entró la depresión total, jajajaja joooo que esto se acabaaaaaaaaaaaaa......


De todas formas, aún nos quedaba alguna que otra sorpresa.... como una grandísima tormenta que nos pilló cruzando Tarragona... increíble el cielo


y los relámpagos porque no pillé ninguno, pero eran terroríficos... cayó agua a manta, y la verdad es que hubo algunos ratos que no ibamos muy cómodos... cada vez se cerraba más...


pero al final, el turbión pasó, y dió paso a unas nubes más claras... así llegamos a nuestra zona de pernocta, que no era otra que una de las muchas bodegas de San Sadurni d'anoia


como llegamos antes de que cerrasen, aprovechamos para comprar un par de botellas y hablar con los dueños, que muy amablemente nos dejaban pernoctar en su finca.  Tras una muy buena cena, y un pequeño paseo para estirar las piernas sin alejarnos demasiado, nos tumbamos a dormir...  el día siguiente sería también muy duro, todo de bajada hasta casa



Viernes, 30 de Julio

Y aunque ninguno quería levantarse... llegó el último día de vacaciones, jejejej.... el último que pasamos todo el día metidos en la auto hasta llegar a casa. Tampoco llegamos muy tarde pues habíamos madrugado bastante, pero el cansancio y agotamiento después de todo un día de viaje, se notaba.

Y así es como termina este mes de aventuras por lugares tan bellos como la Selva negra y la ruta romántica alemana o la Alsacia francesa... para mí ha sido un verdadero placer recordar todos y cada uno de los momentos vivídos mientras los relataba... espero que al que tenga la paciencia de leerme, le guste al menos un poquito.

Y como siempre digo...  acabamos nuestro viaje con tristeza, porque lo habíamos pasado de lujo... pero también con la esperanza y la ilusión de reemprender cuanto antes nuestra próxima aventura...

9 comentarios:

  1. Que en estas fiestas, la magia sea tu mejor traje, tu sonrisa el mejor regalo, tus ojos el mejor destino, y tu felicidad mi mejor deseo.

    Este año no esperes regalos. Estoy de copas con los Reyes Magos y la cosa se nos ha ido de las manos.

    Feliz 2011 ..

    ResponderEliminar
  2. Gran reportaje, espero que el próximo año sea magnífico para vosotros.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por pasar y comentar.

    Feliz 2011.

    ResponderEliminar
  4. Linda noche aunque movidita...

    Baltasar ha sido pillado cruzando en patera el estrecho, Gaspar detenido en un control de alcoholemia de la Guardia Civil y Melchor está de luna de miel por su reciente boda gay con uno de sus pajes… Los tiempos cambian pero los deseos son siempre los mismos: FELIZ AÑO 2011.

    Muakksss

    ResponderEliminar
  5. Estupendo viaje el vuestro.
    Esperamos el siguiente ya que los que no podemos nos gusta acompañaros, aunque solo sea leyendoos.
    Gracias por compartirlo con todos nosotros.

    ResponderEliminar
  6. Hola,

    Me gustaría proponerle un acuerdo de colaboración entre su sitio web y los míos, ya que me interesan sus contenidos. No he encontrado su mail de contacto.
    Escríbame, si puede, por favor, y les comento en detalle.
    Saludos y gracias,
    Gema

    ResponderEliminar
  7. Hola Gema, para cualquier cosa, mi correo lo tienes en la columna de la derecha (hay que pinchar en el sobre naranja con el símbolo @

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  8. Las fotos son espectaculares, qué ganas tengo de visitar la zona!!!. Por ciero, gracias por el comentario en mi blog. Te agrego al blog roll! Saludos

    ResponderEliminar
  9. Las fotos son espectaculares porque estos sitios son espectaculares!! jeje.

    Seguro que cuando vayas, no te vas a decepcionar, porque toda aquella zona es bellísima.

    Gracias por agregarme a tu blogroll, enseguida te añado yo a mis enlaces también.

    Un saludo.

    ResponderEliminar