Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







lunes, 13 de septiembre de 2010

Vacaciones 2010. Alemania y Alsacia II



Martes, 6 de Julio

Otro nuevo día, y comenzamos bien temprano para aprovechar el buen tiempo... que esa es otra... increible el tiempo que nos está haciendo por tierras alemanas... nosotros que habíamos leído en casi todos los relatos que el tiempo sería lluvioso continuamente... que llevábamos el armario de la auto "atacao" con los abrigos, chubasqueros y demás parafernalias invernales... y llevamos una semana de calor asfixiante... nosotros que buscábamos el frío y por eso escogímos alemania como destino veraniego... para estar fresquitos, jajajaaj.. en fin.. al menos, las cervezas entraban que daba gusto, jeje... las hemos disfrutado muchísimo, pues con tanto calor nos venían de perlas...



Total, que salimos bien temprano y vemos de día lo que habíamos recorrido por la noche superficialmente...


otro pueblo encantador


las puertas de la ciudad siguen siendo una maravilla...


y nos acercamos a la zona del castillo


que de momento pasamos de largo para bajar hasta el lago...


después de un buen paseo, nos paramos en una panadería a almorzar... y como tenemos interés en pasar al castillo, subimos de nuevo y llegamos a la entrada...


Del siglo XVIII, todas sus salas tienen un mobiliario y una ambientación reales. Entre las paredes de este edificio pasó los últimos años de su vida la escritora Annette von Droste-Hülshoff.


y recorrimos los patios


las diferentes salas


desde los jardines, las vistas del lago eran preciosas




y así fuimos pasando por todos los rincones del castillo...


Al terminar todo el recorrido, regresamos hasta la zona de la plaza


y después de dar un gran paseo regresamos hasta la autocaravana.

Recogemos todo, descansamos un buen rato... y salimos camino de nuestro siguiente destino... Lindau.

Nada más llegar al área, aparcamos y salimos para pasear y estirar las piernas mientras vemos esta bonita población.


Nos pilla algo retirado... pues el casco antiguo de Lindau principalmente se encuentra en una península dentro del mismo lago Constanze, unida a la tierra por un bonito puente y hasta que llegamos, pasa un rato


Hombre, podíamos haber tomado un autobús o algo para llegar antes, pero lo cierto es que nos gusta caminar (y tampoco nos viene mal, jaja) así que, tomamos las mochilas y derechitos hacia la zona antigua de Lindau.

Tras atravesar el puente, nos encontramos un parque muy bien cuidado y le hice algunas fotos porque me pareció encantador


Tardamos un buen rato en llegar hasta la zona más emblemática, pero al fin llegamos... encontramos un torreón al que le bautizamos como "el de Rapunzel" jejeje...


En realidad se llama Diebsturm, o torre de los ladrones, es una torre vigía de forma circular que data del siglo XIV.

Llegamos también hasta el antiguo Ayuntamiento.


Fue construido en el siglo XV y conserva el estilo gótico.


 Posteriormente se remodeló y se le añadieron elementos renacentistas. Los frescos de la fachada son una representación de la historia de la ciudad.

Detalle de la escalera... es preciosa


Estuvimos un rato paseando por el centro y la parte comercial y aprovechamos para tomar unas salchichas y unas cervecitas en uno de los numerosos bares que posee Lindau por esa zona...   otro pueblo que me dejó fascinada...


Y después, nos encaminamos hacia la zona del puerto... en donde se alza la Mangturm


es una torre construida en siglo XIII como un elemento de defensa de la ciudad. También sirvió como faro hasta que, en el siglo XIX, se construyó uno más moderno.

El que hoy en día, junto con el León de Babiera, representan el símbolo por excelencia de Lindau.


El León de Baviera es símbolo del estado. Está esculpido en mármol y se encuentra en el puerto frente al faro. Mide seis metros de altura y desde una peana vigila, sentado, la frontera entre Alemania, Austria y Suiza.

Una belleza...

Después de sentarnos un rato y contemplar estas bonitas vistas, volvimos de nuevo a la plaza del mercado (markplatz) en donde se encuentran la iglesia protestante consagrada a San Esteban, de estilo barroco


y también la iglesia católica de Santa María


Ambas preciosas por dentro también... el caso es que poco a poco, fuimos desandando el camino... mientras seguíamos viendo edificios y fachadas impresionantes como el museo de la ciudad


Y tranquilamente, sin prisas, mientras echábamos un último vistazo al lago Constanze


volvimos a cruzar el puente que separa esta pequeña isla de tierra firme, hasta llegar a nuestra Dragoneta.

Tomamos un buen descanso, nos relajamos, y antes de que oscureciese nos pusimos en marcha, pues teníamos pensado pernoctar en Fussen y queríamos llegar antes de que se fuese el sol.

Y otra vez los paisajes subyugantes


menuda belleza por donde íbamos pasando...


El único área que encontramos en Fussen estaba pegando al camping, me parece que lo llevaban los mismos dueños, y creo que ha sido la pernocta más cara de todo el viaje... cobraban 14€ (incluyendo electricidad)... pero no había nada más cerca y estaríamos más vigilados así que nos quedamos aquí a descansar y pasar la noche.

Por cierto que el partido contra alemania sería al día siguiente, y la señora que vino a cobrar no tuvo otro comentario que decirnos: "Tomorrow, Spain go home"... (o lo que viene a ser lo mismo... mañana, España se va a casita... en los mundiales, se refería)... esta pobre... no sabía lo que se les avecinaba, jajaja... yo por supuesto le dije que nones... y ahí quedó la cosa...

Miércoles, 7 de Julio

Por la mañana, bien temprano recogemos todo y salimos derechitos a la zona que queremos visitar... está a unos 5 kms... me refiero a los dos castillos pertenecientes al que apodaron como rey loco, Luis II de Babiera.

La zona está ya tan turísticamente explotada, que hay un gran parking para alojar tanto a vehículos, como autobuses y, como no, autocaravanas.


Los dos castillos que vamos a visitar, se encuentran a una media hora uno del otro... y está de tal manera previsto el tema, que cuando vamos a sacar los tickets y pedimos entrada para los dos, nos entregan ya las entradas con la hora prevista de llegada... es decir, no podemos retrasarnos porque llevamos número, como en las carnicerías, jeje.. el problema es que no te puedes relajar... si no, no llegas a tiempo.

Teníamos la hora de entrada en el de Hohenschwangau para las 9:00 si no me equivoco... y para el otro... un par de horas más tarde...

El caso es que comenzamos a caminar para llegar hasta la entrada del primero... en el valle, lo que encontramos son hoteles y tiendas de souvenirs principalmente...


Comenzamos la subida pensando que va a estar muy arriba, pero la verdad es que no nos cuesta demasiado (o quizá es que es temprano y ahora estamos bastante frescos, jejej aunque el sol ya calienta con ganas...)


aún así, tenemos que ir parando... y aprovechamos para mirar hacia abajo, y ver los edificios...


Es realmente bonito...

El Castillo de Hohenschwangau fue construido donde se situaba la antigua fortaleza de Schwanstein, que databa del siglo XII


Como en el interior es totalmente imposible tomar fotos (pues las visitas las hacen con grupos reducidos y acompañados por los guías que trabajan allí) pues sólo pude tomar del exterior...


Hohenschwangau fue el lugar oficial de veraneo y de práctica de caza de Maximiliano, su esposa María de Prusia y sus dos hijos Luis (futuro Rey Luis II de Baviera) y Otto (Rey Otto I de Baviera). El joven príncipe pasó aquí sus años de adolescente.


El Rey Maximiliano murió en 1864 y su hijo Luis le sucedió en el trono, trasladándose a la estancia que su padre tenía en el castillo. Como Luis nunca se casó, su madre continuó viviendo en la misma planta. El Rey Luis disfrutó viviendo en Hohenschwangau, especialmente después de 1869 cuando se inició la construcción de su propio castillo, Neuschwanstein, a partir de una piedra que provenía del castillo de la familia.


Desde cada uno de los castillos se puede divisar el otro... aunque como hacía tanto sol, ver desde aquí el de Neuschwanstein cuesta un poco más... pero se puede divisar al fondo...


Bueno, pues el castillo por dentro es la caña... nos gustó muchísimo... es una pena que no pueda mostrar fotos, pero como digo, no permiten de ninguna manera sacar la cámara... aunque imagino que en internet podréis mirar algunas...

En cuanto terminó la visita guiada, salimos y emprendimos el camino hacia el castillo de Neuschwanstein...

La subida a este segundo castillo era algo más costosa... (o sería que ya ibamos algo más cansados...) el caso es que está preparado... incluso hay coches tirados por caballos que por un módico precio te llevan hasta la misma puerta... y si no... pues en el coche de San Fernando...

Son veinte minutos de subida por un camino que no está mal... es bastante llevadero porque entre otras cosas... tiene sombra.


poco a poco vamos subiendo admirando la altura de los árboles y cómo el sol se filtra entre ellos


Y por fín, llegamos hasta la misma puerta... como falta algo más de diez minutos para que entremos, nos dedicamos a admirar la fachada y los alrededores....


De estilo neogótico, el castillo de Neuschwanstein, que significa "Nuevo cisne de piedra", en honor al Caballero Cisne de la famosa ópera de Wagner (el Rey Luis tenía especial afición a Wagner) fué mandado construir por Luis II de Baviera, el «rey loco» en 1866. Originalmente era conocido como el nuevo Hohenschwangau, en honor del lugar donde el rey pasó gran parte de su infancia. Su nombre fue cambiado tras la muerte del rey. Es el edificio más fotografiado en Alemania y uno de los destinos turísticos más populares en ese país.


Como exigencia del rey Luis II, fue íntegramente edificado por trabajadores de Baviera y con materiales de la zona, lo que favoreció el desarrollo artesanal de la región, convertida en el enclave industrial que es en la actualidad. La idea fue que por fuera se asemejase a los castillos de los cuentos, mientras que por dentro tuviera todos los avances tecnológicos de la época.


También se dice que en él se inspiró Walt Disney para dibujar el castillo de la Bella Durmiente.. y de hecho,  el castillo de las princesas en Eurodisney es casi una réplica...


Lo cierto es que es también una pasada...  aunque tampoco aquí dejan fotografiar el interior... al igual que en el primer castillo los grupos para visitarlo son reducidos y siempre acompañados, por lo que es prácticamente imposible sacar una cámara y hacer cualquier foto... así que hay que limitarse a fotografiar el exterior


Las vistas son impresionantes... y por dentro... es increíble... que pena no poder mostrar esas salas maravillosas...

Neuschwanstein participó en la elección de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, pero lamentablemente no ganó


Y por supuesto, desde éste también se divisa el de Hohenschwangau


Una vez terminada la visita, volvemos a salir y de nuevo a bajar por el camino que hemos venido...


A mitad de camino paramos en unos puestos que había con bebidas frescas y chucherías para comer... nos compramos unos brezel que nos estuvieron riquísimos... y ya desde abajo, tomé algunas fotos más de este castillo que destila magia por todos los poros...


Nos faltó pasar por detrás del castillo (estando arriba) y cruzar un puente colgante desde el que se toman unas fotos preciosas de su costado derecho... pero cuando nos dimos cuenta del detalle ya íbamos bajando a la mitad, y no tuvimos valor para volver a subir, jeje... eso lo dejo para una próxima ocasión...

Llegamos a la auto y al fin nos relajamos de la ajetreada mañana viendo los castillos... la verdad que nos han encantado, aunque hemos pasado toda la mañana caminando... pero ha merecido la pena. Tomamos un bocado y salimos hacia el último de esta zona, para lo que tenemos que atravesar de nuevo otra frontera, ésta vez, la austriaca.


La verdad que no paramos durante el rato que estuvimos atravesando territorio austriaco, pero me encantó atravesar un trocito de este país... ver sus altas montañas


pasamos rodeando un lago precioso...


y a veces, nos parecía que veríamos hasta osos cruzándose a nuestro lado...


además, el aroma a verde, a naturaleza... es increíble lo que cambia la atmósfera de unos sitios a otros... y lo bien que huele el monte... este fué un ratito de relax para nosotros...


No pasó mucho rato cuando ya estábamos en el parking del palacio de Linderhof. Colocamos todo, estiramos las piernas... nos refrescamos... y en cuanto estuvimos listos, salimos para ver el más pequeño de los palacios construidos por Luis II de Baviera.

Fuimos paseando hasta la entrada del palacio, para lo que tuvimos que avanzar por un camino entre medias del bosque...  cruzando un pequeño lago con cisnes... el enclave desde luego es una preciosidad...


La fachada tampoco tiene nada que envidiar... Aunque Linderhof es mucho más pequeño que el palacio de Versalles, su influencia es visible...


Al igual que en los otros palacios, las fotografías en el interior están totalmente prohibidas, por lo que tenemos que limitarnos a fotografiar el exterior...


La pieza central del vestíbulo es una estatua ecuestre del rey francés Luis XIV, del que Luis II era un gran admirador. La escalera principal es una reducción de la famosa "escalera del embajador" de Versalles y fue copiada en tamaño real en el palacio de Herrenchiemsee.

De los proyectos de Luis II, este es el más pequeño y el único que vio terminado. Si se toma en cuenta el tiempo que pasó aquí, podemos decir que Linderhof fue su palacio favorito, pues en total vivió ocho años en este lugar. Al rey le gustaba caminar por los jardines y parques del palacio, muchas veces descalzo.

Como ya era la hora de entrar (aquí también se saca turno, como en las pescaderías, jeje) pasamos para que nos mostraran toda la parte visitable del palacio, que resultó ser también una belleza... lástima no poder mostrar nada... y tras acabar la visita al interior del palacio, nos dedicamos a recorrer los extensos jardines...

Los jardines que rodean al palacio fueron realizados por el jardinero de la corte bávara (Hofgärtner) Carl von Effner. Son considerados entre los más hermosos diseños históricos en jardinería. El parque combina elementos formales del estilo barroco y del renacimiento italiano con secciones que asemejan el estilo inglés de jardín.


El palacio está rodeado de un jardín formal dividido en cinco secciones que están decoradas con esculturas alegóricas de los continentes, las estaciones del año y los elementos.
La parte norte está caracterizada por una cascada de treinta escalones de mármol y la parte baja termina en una fuente alegórica al dios Neptuno. La parte alta llega hasta el pabellón de música.


En el centro del parterre oeste hay una alberca con una estatua dorada de la diosa Fama. En el oeste hay un pabellón con un busto de Luis XIV. Frente a esta estatua hay una fuente con una estatua dorada de "Amor con delfines". El jardín está decorado con cuatro jarrones de mayólica


 24 escalones bajo el pabellón hay una fuente con una estatua dorada de "Amor disparando una flecha". Una escultura de "Venus y Adonis" está entre la alberca y el palacio.


El parterre de agua frente al palacio está dominado por una gran alberca con una fuente dorada de "Flora y Putti". El chorro de la fuente alcanza hasta 25 metros de altura.


Atravesando diversos parterres y más jardines, fuimos subiendo para ver el resto de edificios y construcciones...

Llegamos también hasta la Gruta de Venus, que creo que es la mayor gruta artificial de Europa...
Fue construida con armazón de hierro y paredes de lienzo impregnado y recubierto con una mezcla de cemento. De la misma manera fueron hechas las estalactitas y estalagmitas


La gruta está dividida en dos grutas laterales y una central, que según la iluminación recuerdan la "Gruta azul" de Capri o la "Gruta de Venus" de la ópera de Richard Wagner, Tannhäuser. El rey hizo además que se pintaran paisajes y escenas de Tannhäuser en las paredes. Para protegerlas de la humedad, las pinturas se recubrieron de cera. También hicieron una cascada y una barcaza en forma de concha para ser utilizadas dentro de la gruta.


Para la calefacción de la gruta eran necesarios siete hornos . Estos eran utilizados incluso en verano, ya que el interior es muy frío. Una máquina de proyección de arco iris y una máquina para hacer olas completaban la ilusión de un mar artificial cuando el rey quería ser transportado en la barcaza.

Seguimos paseando, y llegamos hasta el kiosko morisco, que fue realizado por el arquitecto Carl von Diebitsch y originalmente instalado en la exposición universal de París de 1867 como exposición oficial de Prusia. Fue comprado para el parque de Linderhof por orden de Luis II...


Al rey el arreglo interior le pareció demasiado simple, por lo que ordenó un sistema de iluminación, una fuente de mármol y un lujoso trono con motivos de pavo real hecho en París e instalado en un nicho. (no pude hacer una foto de todo, pues la puerta estaba cerrada y sólo podíamos ver el interior a través de la apertura de una cortina...


Seguimos caminando y vimos un par de edificios más, aunque estaban cerrados... y cuando terminamos nuestro paseo regresamos por el sendero de nuevo hasta la autocaravana


aunque la belleza del castillo quedó grabada en nuestras retinas... y en algunas fotos, jeje


Desde arriba del todo la verdad es que impresiona bastante...


Regresamos a la dragoneta, nos sentamos a charlar sobre los castillos y sus diferencias, sus similitudes (teniendo en cuenta que eran del mismo rey) y cuando vimos que se hacía tarde decidimos salir de allí cuanto antes, pues el partido de España-Alemania se jugaba esta noche y por nada del mundo nos lo queríamos perder... así que enfilamos hasta el pueblo en donde queríamos hacer la pernocta, Ettal.


El área es un amplio aparcamiento en el interior del pueblo... que la verdad son cuatro casitas... lo que tiene esta localidad de especial es la bonita abadía de estilo rococó, que visitaríamos por la mañana, porque a estas horas lo que deseabamos era descansar los pies y relajarnos... y eso es lo que hicimos.

En cuanto llegamos, colocamos bien todo y salimos a estirar las piernas mientras buscábamos algún lugar adecuado para ver el partido... y pronto lo descubrimos, jejeje.... casi frente a la auto...


Un bar con terracita en el exterior... aunque la pantalla para el fútbol estaba dentro.

Evidentemente, tenían todo preparado para ver la final, así que nosotros preguntamos a la chica que nos servía las cervezas si podríamos ver por la noche el partido a lo que nos contestó afirmativamente... 
Nos fuimos de nuevo a la auto, tomamos nuestra cena tranquilamente, y a la hora prevista salimos para tomar un café mientras veíamos el partido. Cuando llegamos los alemanes del lugar estaban todos ya preparados en su sitio... (incluso vistiendo trajes típicos para la ocasión, jaja) creo que no les hizo mucha gracia nuestra llegada, pues seguramente no podrían explayarse a gusto ni desahogarse como quisieran teniendonos al lado (pero lo mismo se podía decir de nosotros, claro... cualquiera voceaba algo en contra de alemania, jijiji)... pero nosotros nos sentamos... colocamos nuestra bandera discretamente sobre la mesa... y el partido comenzó...

Todo fué más o menos bien hasta que marcamos el gol (que fué cerca ya del final, la verdad...). En ese momento los alemanes dejaron de sonreirnos... una chica que estaba al fondo con un par de amigas, y que vestía el traje blanco de su selección, se salió a la calle a echarse un cigarro con cara de pocos amigos... y nosotros... nosotros resignados a no poder cantar a voz en grito nuestra victoria... pero sonrientes y poniendo cara de "yoqueculpatengodequelosespañolesseamosmasbuenos"....

Cuando acabó el partido las caras de los alemanes eran todo un poema... para más inri no podían despotricar seguramente como lo hubieran hecho de no haber estado nosotros al lado todo el tiempo, y encima nos tenían que felicitar... y nosotros más contentos que unas pitas, jaja...   después de acabar la copa que teníamos a medias nos levantamos y nos despedimos, a lo que los alemanes que quedaban por allí nos felicitaron cortésmente por la victoria (eso sí, que son muy educados ellos...) y nada más salir del bar, ya ondeábamos la bandera y cantábamos el oé oé hasta llegar a la autocaravana...  y así nos fuimos a la cama de contentos y satisfechos hasta el día siguiente...


Jueves, 8 de Julio

Desayunamos bien temprano para salir de la auto cuanto antes, pues la mañana se veía estupenda... y al poco, ya estábamos entrando por la puerta de la iglesia por la que este pueblo es en parte bien conocido...


Este monasterio construido en 1330 por orden del emperador Luis de Baviera como parte de una promesa se ha convertido en un popular destino turístico.


El monasterio se fundó a partir de una imagen de María traída de Pisa, la llamada Virgen de Ettal, de forma que el lugar pronto se convirtió en destino de peregrinación.


Impresiona sobre todo debido a la excelente decoración de estuco de J. B. Zimmermann, así como al fresco del techo que trata sobre el cielo benedictino y sus principales santos bajo la Trinidad.


Desde luego, yo estaba todo el tiempo con la boca abierta...


Nos sorprendió ver algunos estudiantes por el recinto y vimos lo que parecía un internado entre sus muros, más tarde nos dimos cuenta de que a día de hoy, el monasterio consta de explotaciones agrarias, varias fondas, un instituto con internado, una editorial artística, una destilería y una fábrica de cerveza....  casi ná...


Una vez terminada la visita, con la que quedamos encantados, nos dirigimos hacia la dragoneta para emprender el viaje hasta la otra abadía que está no muy lejos de este municipio... la abadía de Wies.

Dejamos la autocaravana en un aparcamiento que hay justo frente a la gran iglesia, que por cierto, por fuera no parece gran cosa...  y pasa bastante desapercibida si no sabes cómo es su interior ya que está ubicada en medio de un prado...  ovejas, vacas y caballos pastan hasta sus puertas...


Por dentro, es una obra maestra del rococó bávaro, exuberante, colorido y alegre.


Se convirtió en un lugar de peregrinación a causa de un milagro que ocurrió, y que puedes leer aquí


Lo cierto es que te quedas embobado ante la belleza que tienes ante los ojos... a pesar de estar tan recargado.. es bellísimo, y merece la pena contemplarlo en persona.


Para donde mirases, los frescos, el estuco y el resto de detalles te dejan boquiabierto...


Tardamos un poco en salir, jeje.. nos entretenemos viendo los detalles... pero al cabo de un buen rato, terminamos saliendo y yendo de nuevo hasta la auto... aprovechamos para tomar un bocado, refrescarnos, y seguimos la marcha...

Aún es media mañana cuando llegamos hasta Landsberg am Lech


La temperatura es ideal, jejej.. yo diría que calor de más para visitar cualquier ciudad, pero bueno... luego nos resarcimos con cervecitas, que no vienen mal...

La auto la dejamos en un aparcamiento con barrera y salimos en cuanto podemos para dar una vuelta y ver todo lo más representativo... aquí creo que el coste por horas sale bien de precio, y si estás 24 horas, te sale por un euro.

Salimos y llegamos a la plaza del mercado, la típica plaza mayor de estos pueblecitos, que me sorprende por lo bonita... es casi triangular... también bastante inclinada, con la fuente en el centro y una de sus puertas en el ángulo superior... 

Donde hoy se ve la bonita fuente, estaba el Ayuntamiento de estilo gótico, pero fué derribado en 1699, ya que para los ediles no era lo suficientemente representativo. Hoy se encuentra en su lugar la fuente de María con una madona que el año pasado cumplió 300 años.


Impresionante, con esas casas que parece que se apoyan unas en otras, construidas al "estilo común", lo que significa que siempre dos casas comparten una sola pared, de esta forma ahorraban espacio y dinero. Las casas más viejas (de los siglos XIII y XIV) estaban todas construidas con la fachada hacia la plaza, más tarde se juntaron dos o tres casas para obtener así una más grande y amplia...

Justo a la espalda de la fuente, se encontraba el actual ayuntamiento


Sin duda el más bonito de todos los edificios y en el que destaca su fachada estucada. En ella pueden verse ángeles sosteniendo columnas y recuadros con representaciones al estilo de iconos que representan las virtudes que debían tener los ediles de la ciudad, como sobriedad, valor, entereza, honradez... En la parte superior del pináculo se puede ver el ojo de Dios, el escudo de Baviera y en la cúspide una pirámide con el ojo de Dios protegiendo la ciudad.


Un poco más a la izquierda, pudimos ver una casa con las caídas del techo opuestas. Se llama la casa de los hermanos peleados, porque según una leyenda, dos hermanos se pelearon mientras edificaban juntos la casa y para demostrar su enemistad a la ciudad, colocaron así los tejados.


Al otro lado del ayuntamiento, se encuentra la "Torre Bonita" (que por supuesto, estaba en obras, jajaaj y no pudimos contemplar su belleza) cuyo nombre le viene de su decoración con pinturas multicolores y bonitos azulejos en el techo de colores verde, rojo y blanco, los colores de la ciudad.
En el lenguaje popular también se la conoce como "Torre de la Manteca" porque cuando había mercado, las mujeres solían vender sus productos agrarios (tocino, manteca) a la sombra de esta torre.


Después de ver todos estos edificios que rodeaban la plaza mayor, nos fuimos a callejear un poquito por otras zonas...  Mientras paseamos por entre las callejuelas podemos ver el barrio de los molinos, con sus ruedas hidráulicas, diversos molinos se accionaban con la fuerza de este arroyo


Y otro edificio que está saliendo de la plaza, es la iglesia y convento de las Ursulinas, que servía de centro de enseñanza para las niñas. Hoy en día alberga viviendas para ancianos, un jardín de infancia, la Universidad Popular y la escuela de Música...


a mí me fascinó la puerta de entrada


Y por dentro nos fué imposible entrar, porque las dos veces que pasamos estaba cerrado... pero me hubiese encantado pasar por ver la capilla y algunas cosas interesantes que hay en su interior... pero en fin... otra vez será, jeje

Pasamos también por esta bonita puerta


que era la protección norte de las murallas que rodeaban la ciudad. Su origen data del año 1.630 pero fue restaurada en 1.989 debido al deterioro sufrido a lo largo de los siglos, guerras e incendios.

Y así, paseando, llegamos hasta la represa del Lech,


En donde hoy se encuentra esta represa, había una gran roca, contra la cual se agolpaban las maderas que traía el río. Para evitar que se inundara la ciudad se construyó en el siglo XIII una represa con cinco escalones, se desvió el río para que pudieran pasar las balsas caragadas de maderas, vino, pieles en su camino al Danubio y la Mar Negro (solo queda un pequeño riachuelo) y durante toda la Edad Media y hasta finales del siglo XIX se utilizó como ruta de transporte. Al mismo tiempo el agua se dirigió también al arroyo de los Molinos de los cuales llego a haber 70. El último cesó de trabajar en 1970. La represa ha sido renovada varias veces, la última en 1995/96.

Desde aquí, salimos hasta la calle en la que se encontraban los depósitos de sal... aún hoy siguen con los dispostivos de antaño.


Estos despósitos del siglo XIV fueron renovados y convertidos en viviendas en 1986. Pero todavía puede verse el torno con el que se subían los discos de sal que pesaban unos 75 kg. Había que almacenarlos en lo alto por el peligro de las inundaciones...


Las vigas tienen alrededor de 300 años y se han conservado intactas debido a la protección de la sal. Llegaban a diario a Landsberg aprox. 50 carros cargados de sal, que se almacenaba durante unos días y venían a comprarla desde Suiza y Suabia.

Después pasamos por dos torres bastante emblemáticas en la ciudad, la torre de los panaderos (Backertor) y la torre de los tintoreros (Farbertor)

Estas dos torres pertenecían a la segunda fortificación de la ciudad.


Cuenta otra leyenda, que  el panadero que hacía panecillos demasiado pequeños era encerrado en una jaula y sumergido en el "Arroyo del Molino" que se haya delante de la torre


La de los panaderos tiene la particularidad de que de un lado tiene un techo gótico y del otro un techo en caída.


Aunque estábamos ya algo cansados decidimos continuar con el paseo y después nos tomaríamos algo fresco sentados en alguna terracita de las de la plaza, jejeje... continuamos paseando...


pasamos también por la "Callejuela de la Viruela), barrio que quedaba fuera de las murallas de la ciudad... en estas casas vivían y morían los enfermos de viruela. Se cerraban con tres portones. Los muertos se sacaban y enterraban en la noche y recién al día siguiente se informaba a los familiares... es la callejuela medieval más bonita de Landsberg.


Cuando salimos de aquí, llegamos hasta la plaza mayor de nuevo


Y aquí fué cuando nos detuvimos... paramos en un bar, tomamos un bocado... descansamos mientras contemplábamos el ajetreo de los demás comercios y edificios... y nos relajamos un buen rato....

Hasta que de nuevo emprendimos la marcha... ahora tocaba subir a la parte más alta de la ciudad... queríamos ver un torreón que nos había llamado la atención


Nos costó subir bastantes escalones, jeje y  con lo que llevábamos ya andado ( y el calor... ufff) la verdad es que se nos hizo un poco cuesta arriba... y nunca mejor dicho, jeje)


Pero creo que mereció la pena... las vistas de la ciudad eran estupendas...


Cuando llegamos arriba, nos detuvimos a contemplar la "Bayertor"


El símbolo de la ciudad, de estilo gótico puro. Tiene 36 metros de altura y fué una construcción estratégica moderna en su época. Tenía cuatro portones y si el enemigo lograba asaltar los dos primeros, era atacado por el balcón  que rodea la torre.


Y después de dar un paseo por esta zona más alta de la ciudad, y como estábamos bastante agotados ya, pues decidimos ir bajando y acercarnos poco a poco hasta la auto....

A todo esto... era bastante tarde ya... y hacía bastante calor, así que en cuanto llegamos, nos pusimos cómodos, nos refrescamos y nos preparamos para pasar una noche estupenda después de el ajetreado día.


Viernes, 9 de Julio

Y un día más... ya descansados y listos para un nuevo día de turismo extremo, jejeje...

Salimos bien temprano, una vez que hemos desayunado bien... y nos encaminamos hacia Munich... entramos a la ciudad...


La verdad es que no teníamos previsto visitarlo, y por ello no sabemos ni donde podemos aparcar la auto... por lo que nos metemos hasta donde podemos buscando alguna oficina de turismo, o algún lugar en el que podamos dejar la auto sin miedos...


Pero no hay manera... al final (está hasta los topes), entramos hasta la misma plaza... un lugar peatonal en el que no está permitido ni parar... y yo bajo rápidamente hasta la oficina de información, en donde me dicen que el único sitio (aparte de aparcar si vemos algún hueco en la calle...) es el camping que hay a pocos kms de la ciudad...

La verdad que aparcar era misión imposible... estaba todo el centro atascado (de hecho, para salir de el casco histórico nos las vimos un poco apurados)... y al camping todavía no nos apetecía entrar, por lo que pensamos en dejar esta bella localidad para otra ocasión...


ya que Munich se merece parar efectivamente en el camping y disfrutar de varios días para visitarla en condiciones...


Así que, nuestra decisión fué la de salir de esta gran ciudad y seguir nuestra ruta de pequeños pueblecitos... aunque tengo claro que volveremos para ver todo bien visto, jejeje... de momento se queda en el tintero...


La verdad es que, de haber habido un área específica para autos (o lo mismo la tiene, pero como no teníamos previsto pasar por aquí, pues no llevábamos información) , quizá sí que hubiesemos parado un día o dos... pero al tener que salir y desplazarnos hasta el camping, nos desmontaba algunos planes para los días posteriores...   el caso es que seguimos en ruta... y llegamos hasta el siguiente lugar de parada, Ausburgo... en el que sí había un área para autocaravanas y fuimos derechitos para detenernos allí.


Todavía era bastante temprano... así que nada más llegar nos refrescamos un poco, colocamos todo y cerramos bien el vehículo para salir derechitos a ver la ciudad...


Comenzamos el paseo por una extensa y ancha calle que nos pareció la principal, y efectivamente nos encontrábamos en la Maximilianstrasse, que nos llevó directamente a la plaza del Ayuntamiento, en donde también se encontraba la Oficina de Turismo


Cuando llegamos, la sorpresa fué que en la oficina nos atendió otra chica española... también estaba con el Erasmus (parecen una plaga ahora por toda europa, jajajaaj) aunque esta vez era del norte... una galleguiña... muy simpática y que nos ofreció toda la ayuda que le fué posible para que no nos dejásemos nada importante por visitar...

Y lo primero que hicimos fué cruzar hacia al ayuntamiento, que lo teníamos justo enfrente. A su lado, la perlachturm, o antigua torre de vigilancia con una altura de unos 80 metros... edifício emblemático de Augsburgo junto con el edificio del Ayuntamiento, que es considerado el más importante edificio secular renacentista al norte de los Alpes, y al que entramos antes de que cerrasen para ver la famosa Sala Dorada


Preciosa sala, que se utiliza para recepciones...


y en la que como no podía ser de otra manera, también se encuentra presente Carlos V (que solía reunirse con la corte en esta ciudad).. la verdad es que esta sala es impresionante...


además, también pudimos ver una exposición que había en ese momento sobre japón, nos dejó algo impresionados....


La plaza se podía ver perfectamente desde arriba, aunque estaba bastante atascada debido a los preparativos (imagino) con las pantallas gigantes y todo para el tema de los mundiales de fútbol... por ello es que no pudimos ver muy bien la magnífica fuente que hay en esta plaza y que representa a Hércules peleándose con la Hydra...  pero es que estaba todo lleno de camiones y materiales para colocar todo


cuando terminamos en el ayuntamiento, nos fuimos de nuevo por la calle principal hasta llegar a la otra punta...  pasamos por diversos edificios e iglesias de esta ciudad que se considera es la segunda más antigua después de Tréveris... y a cada paso puedes darte cuenta de todos los siglos que ha visto...


como sus fuentes monumentales.. esta es otra de ellas, creo que la de Mercurio...


eran todas bellísimas


entre medias creo que compramos algo en una panadería, para ir tomando un bocado pues ya apretaban las ganas de comer, jeje... el caso que llegamos hasta el fondo de la calle, en donde se encuentra la iglesia de San Ulrico y Santa Afra, y en donde también se encuentra una iglesia protestante pared con pared... el edificio gris coronado por la cúpula más pequeña es la iglesia protestante y el que está detrás, más grande y blanco, y con la cúpula mayor es la iglesia católica... curioso ¿verdad? La iglesia católica es gigantesca, de estilo gótico


me impresionó que tenía tres retablos... y lo más extraño, están despegados de la pared, para que se puedan contemplar las pinturas de la parte posterior...


una vez que salimos, continuamos el paseo, las fachadas son la caña... yo este viaje he disfrutado muchísimo con eso...

y la Maximilianstrasse, desde luego es una calle monumental...


continuamos callejeando, hasta dar con la zona de las "Fuggerei", un sistema de viviendas ideado por la familia Fugger (de ahí proviene su nombre) que es único en el mundo.


Este señor desarrolló un proyecto de vivienda social de modo altruista, una zona residencial con viviendas sociales para los pobres de Augsburgo. Este proyecto, todavía en funcionamiento, cuenta con 147 apartamentos de 60 m2 por lo que pagan actualmente un equivalente a unos 80 céntimos de euro y las condiciones para acceder son las mismas que cuando se fundó: Haber vivido al menos dos años en la ciudad, ser de la fe católica y ser indigente sin deuda.


Aunque cuando quisimos llegar hasta aquí era ya bastante tarde, y no nos daba tiempo a entrar para visitar todo el barrio como corresponde (hay que pagar entrada y estaban a punto de cerrar). así que, con mucho dolor de mi corazón, dejamos esta visita para una próxima ocasión...  y continuamos en dirección a la catedral, que esperábamos que aún estuviese abierta...


la fachada me pareció muy bella


pasamos y echamos un vistazo al interior, muy bonita también, tiene diversos estilos ya que fué realizada en el siglo X, y posteriormente ha sido reformada en diversas ocasiones...
En su interior encontramos magníficos frescos románicos y góticos, y la cúpula está cubierta por pinturas de Hans Holbein.
Bajo el coro se encuentra la cripta del siglo X


y merecen mención especial las vidrieras, algunas de ellas consideradas las más antiguas de Alemania. Otra de las piezas emblemáticas de la catedral es la puerta de bronce (siglo XIV), decorada con escenas bíblicas... salimos encantados de allí... y nos dirigimos directamente hacia la plaza


la verdad es que aunque en augsburgo hay un área de Ac's (y eso es algo que me encanta en cualquier población) también es verdad que está en las afueras, y no me gustó mucho la zona... algo apartada del tránsito... por lo que visitamos la ciudad un poco de "correprisas" y aunque me hubiese gustado ver la "Fuggerei" a la mañana siguiente, si el lugar de pernocta hubiese sido más adecuado nos habríamos quedado... pero no nos hacía mucha gracia, por lo que al terminar la visita, decidimos que lo mejor era descansar un rato en la auto, y salir disparados a nuestro siguiente destino...  Donauworth

El área gratuita, era un amplio aparcamiento con los servicios mínimos de llenado y vaciado, y nos gustó bastante.


Nada más llegar, "entablamos conversación" (si se puede llamar así al batiburrillo de palabras entremezcladas en varios idiomas y gestos de asentimiento exagerados cuando lográbamos hacernos entender...) con un par de compañeros autocaravanistas, alemanes, los cuales nos mostraron algunos sitios de interés que no podíamos perdernos ya que andábamos por esta zona... y de los que tomamos buena cuenta.

Y tras una tranquila cena, nos tumbamos a descansar hasta la mañana siguiente, pues el día había sido agotador, y la visita a esta bonita localidad la dejábamos para otro día...

Sábado, 10 de Julio

Otro nuevo día, de nuevo descansados y con muchas ganas de ver un nuevo escenario...


Y de nuevo, las calles con los característicos tejados, y las casas coloreadas, unas fachadas de cuento...


paseando con calma llegamos hasta una placita con una pequeña fuente llamada "la fuente de los pescadores"...  la plaza me gustó bastante...


al otro lado de la fuente, la entrada al casco antiguo... a través de una bonita puerta con tono rojizo...


nada más llegar a la puerta, nos encontramos con que hay varios puestos... es la zona del mercadillo... con algunos puestos de frutas, verduras y otras cosas... aprovechamos y compramos una lechuga y alguna fruta...


y más adelante vemos un puesto de pollos asados... y antes de que se acaben (ya nos pasó en otra ocasión que cuando volvimos a la vuelta no quedaba ni uno) compramos dos pollos, ya que eran pequeñitos y quedamos en recogerlos a la vuelta...
Continuamos y un poco más adelante nos encontramos con el edificio del ayuntamiento, construido en 1236, aunque su forma actual es de 1853... pero es sábado y está lamentablemente cerrado... nos hubiera gustado mucho ver el interior pero no nos es posible...


así que, giramos hacia la izquierda, y nos encontramos con esta calle, que es el eje principal... la Reichstrasse, cuyas fachadas a dos aguas.. son una delicia para nuestros ojos...

Volvemos otra vez la vista atrás, y observamos la bella fachada que tiene el ayuntamiento... con la forma de tímpano

los edificios, a cual más antiguo.. todos ellos dignos de ser fotografiados...


seguimos subiendo por esta calle principal, disfrutando del ajetreo de la mañana... y admirando cada casa, cada edificio... y llegamos hasta una de las iglesias...


de estilo gótico, en ladrillo... y con frescos góticos en su interior, y la pila bautismal también del mismo estilo. La campana de la torre pesa 131 quintales... al parecer es la más grande de Suabia.

A pocos pasos de la iglesia parroquial encontramos esta fuente, que se construyó para conmemorar la declaración de Donauwörth como Ciudad Libre del Imperio. El águila majestuosa, que desde 1.193 forma parte del escudo de la ciudad, se sitúa en la parte superior de la misma. La fuente es un trabajo del escultor Hans Wimmer de Munich.


Desde ahí, continuamos el paseo calle arriba... y llegamos hasta otra parroquia... por fuera es superbonita... y por dentro también una belleza...




al salir, podemos ver las casitas de la calle de nuevo, cuya perspectiva con tantos colores crea una imagen preciosa continuamos con el paseo..


nos apetecía tomar una cerveza bien fresca... por lo que enfilamos calle abajo... y llegamos de nuevo al principio de la calle Reichstrasse, en donde se encuentra el café Engel, construido en 1297 y no queríamos dejar la oportunidad de entrar a tomar una caña fresquita en él... entramos por la "puerta de atrás"...


y más tarde salimos por la puerta principal, la que da a la calle Reichstrasse


disfrutamos muchísimo con el paseo matutino... aunque estábamos algo cansados, la cerveza nos había repuesto a las mil maravillas, jejej.. enganchamos los pollos, y salimos directos hacia la auto a comer y descansar de una agitada mañana...
Y a la tarde, cuando ya estamos totalmente repuestos, salimos de nuevo hacia un pueblecito cuyo único interés es por el castillo que posee... Harburg llegamos y aparcamos frente al rio, con vistas a un puente de nueve arcos que da acceso al pueblo y que nos parece encantador... y aunque en principio nos parece excesivamente grande para lo tranquilo y pacífico del río, parece que su estructura se debe a las riadas que han ocurrido a lo largo de los años...


desde el puente se puede ver el castillo en lo alto de la montaña...

Otro día con un calor apabullante... no habíamos subido aún la cuesta y ya estábamos sudando... la autocaravana la dejamos un rato en el parking mientras subimos a ver el castillo...





las vistas del castillo me gustan mucho... se ve muy bonito...


vamos subiendo y vemos una bonita fuente en la plaza del pueblo... parece que se creó en 1893 y en 1931 se volvió a colocar apartándola un poco para mejorar el tráfico...


mientras vamos subiendo vemos también la cúpula de una bella iglesia, Santa Bárbara, que se apoya directamente en la montaña...

ya casi estamos... empezamos a ver de cerca la muralla, y la verdad me parece precioso...


Cuando llegamos arriba del todo, casi nos pegamos de bofetadas... pues había una gran explanada y varios coches... y una hermosa carretera por la que podíamos haber llegado seguramente sin dificultad con la dragoneta... quizás habríamos dado algo de rodeo a la montaña... pero no nos habríamos dado el atracón de escalada... pero en fin... ya no tenía remedio, y la verdad es que no nos viene mal hacer ejercicio, jijijii...

Por fin llegamos a la primera puerta... sobre la que se puede ver el escudo del conde Gottfried von Oettingen



Pasamos una segunda puerta...


y nos encontramos ante unos jardines, y la entrada propiamente dicha, a la derecha, flanqueada por una sobria torre, la "Torre blanca", y que debido a que Harburg fué un distrito judicial, en ella fueron ejecutados cuatro condenados a muerte.
A la derecha de la torre y antes de entrar por la puerta de entrada, se encuentran los establos...




las caballerizas rojas, en donde alojaban a caballos, cerdos, etc...



al pasar, me giro para ver el rastrillo de la puerta.. que es enorme... hay un cráneo de lobo clavado en él... creo que hay una leyenda al respecto, pero no me la sé exactamente...


y entramos al patio...



Nos pareció precioso... con tanto colorido... el original pozo... no sé, me gustó bastante, así que fuimos derechos para sacar las entradas y poder ver todas las habitaciones... pero nos llevamos un chasco, porque quedaba un cuarto de hora para cerrar, y nos dijeron que ya no podíamos verlo... así que, nos conformamos con descansar un rato en el patio (la subida había sido de aupa) y admirar todas las fachadas, antes de volver a bajar hasta la auto.

Nos giramos para ver la torre del homenaje, que conserva todo su carácter medieval. Fué construida en 1200 y se llegaba hasta ella por un puente levadizo... sus muros en la parte más baja tienen 3 metros de espesor y se van estrechando progresivamente en los niveles superiores. Los arietes no podían romper las paredes del sótano, por lo que sirvió de refugio a sus residentes, ya que tenía gran espacio para almacenar provisiones y podian resistir un largo asedio.



y sobre la puerta de entrada, se alza otra zona preciosa del castillo, que hoy en día se ha habilitado como hotel.


Michel Jackson lo llamó "El castillo de mis sueños" e intentó, sin éxito, comprarlo.

Y nosotros, como ni soñamos con comprarlo, cuando terminamos de ver todo lo que podíamos observar por fuera y sabiendo que no nos sería posible visitarlo, nos volvimos y llegamos hasta la autocaravana en unos minutos (la bajada es menos cansada)...

Mientras descansamos, los críos se entretienen remojándose a la orilla del río, que es una zona habilitada para poder bañarse o merendar...


y cuando ya nos encontramos algo más repuestos, salimos hacia el lugar en el que teníamos pensado hacer noche, Nordlingen.


Y como siempre, colocamos todo bien, y preparamos todo para dormir en este lugar, que nos pareció tranquilo y bastante seguro... tomamos un bocado, descansamos un poco, y cuando empezaba a oscurecer decidimos pasear por el pueblo, para verlo, como a nosotros también nos gusta, a la luz nocturna...


Nordlingen fué escenario de dos de las guerras de los treinta años, y está situada en el cráter de un enorme meteorito, caído hace 15 millones de años.

Llegamos hasta el casco histórico, y contemplamos, aunque con poca luz, la torre de la iglesia de San Jorge, de estilo gótico y sello de esta pintoresca localidad. Además, cuenta con una particularidad... Es aquí donde los dos guardianes municipales de la torre trabajan en la cima de la torre, los cuales son los últimos de su clase en Alemania. El llanto de los guardianes es también único: “So, G´sell, so”, lo que significa “todo bien, compañeros, todo bien”. Son ecos que se oyen en toda la ciudad cada media hora desde las 10 pm. hasta la media noche, y que en la antigüedad tenían como fin, tranquilizar las noches de los habitantes, ante cualquier ataque.


y en cuanto localizamos la oficina de turismo, regresamos a la auto para descansar. El día ya había dado mucho de sí, y debíamos descansar si queríamos estar frescos a la mañana siguiente.
Mientras comentábamos los sucesos del día, pudimos escuchar claramente una voz que gritaba desde bastante lejos... entonces recordamos que eran más de las 10, y serían los guardianes de la torre... se me pusieron los pelos como escarpias... 

Poco después... nos acostábamos a dormir...

Domingo, 11 de Julio

Y de nuevo, amanece un día precioso... no podemos creernos la suerte que estamos teniendo... lo usual por toda esta región es no poder visitar nada debido a las constantes lluvias... y nosotros estamos gozando de un tiempo estupendo... (a veces, de más... yo creo que en ocasiones lo lamentamos, pues sudamos como pollos y desearíamos que el tiempo fuese más fresco o que lloviese un poco, jajaja... aunque lo estamos combatiendo estupendamente bien a base de bebidas frescas... )



Toda la ciudad está totalmente rodeada por una muralla, al igual que otras dos ciudades: Rothenburg Ob der Tauber y Dinkelsbühl... aunque sólo la de Nordlingen se puede recorrer en toda su extensión, característica que la hace única en Alemania.

Además, cuenta con cinco puertas, una de ellas, por la que entramos y que se llama Baldinger Tor




Atravesamos la puerta, y la calle, otra vez nos deja encantados...los tejados ofrecen un panorama muy peculiar...




me doy la vuelta, y contemplo la muralla...  esto por la noche no lo pudimos ver al detalle..  que bonito todo el bloque... hay una subida a las murallas, pero de momento no vamos a subir... quizás más tarde...


Nos adentramos hasta llegar al centro...  y las casas son cada vez más impresionantes...


y llegamos al centro, donde se encuentra la torre "Daniel". La iglesia de San Jorge, en donde se encuentra, se considera como una de las iglesias góticas tardías con naves de la misma altura más grandes y hermosas de la Alemania del sur...


al lado, podemos ver el ayuntamiento, del siglo XIII, y que ha sido utilizado ininterrumpidamente desde 1382 por el consejo municipal, por lo que se considera uno de los ayuntamientos más antiguos de Alemania



, que tiene una escalera espectacular de estilo renacentista...


aunque nos hubiera gustado subir y echar un vistacillo, al ser domingo está cerrado y tenemos que conformarnos con ver la bonita escalera y la fachada... continuamos viendo los enormes edificios de la plaza del mercado... como la Tanzhaus, o casa de los bailes...servía como edificio de venta de los comerciantes de paños durante la feria de Pentecostés y también como sala de fiestas.


cada calle era un descubrimiento de fachadas curiosas o peculiares


llegamos hasta otra de las puertas, Lopsiger Tor, en la que se aloja el Museo de las Murallas de la ciudad



al llegar aquí, optamos por ver la ciudad desde las murallas, así que nos decidimos a subir hasta el paseo de ronda...


lo cierto es que desde aquí las vistas son una maravilla... y la torre "Daniel" que se ve desde cualquier punto de la ciudad.. impresionante...




y llegamos hasta otra de las puertas... por la que decidimos bajar... la Reimlinger Tor, la más antigua de las cinco puertas


seguimos caminando por esta zona de la ciudad, ya buscando de nuevo la zona céntrica, y llegamos hasta un edificio con una bella fachada y una puerta elaborada artísticamente




buscamos ya alguna terraza con algo de brisa en donde tomarnos una cervezurria.... y la encontramos...

A la vuelta... seguimos viendo edificios curiosos... estos por ejemplo parecía que se apoyaban unos en otros... como en los dibujos animados... impresionante!!



Tengo que decir que estábamos también algo excitados pues por la noche el equipo de españa se jugaba ser campeón de los mundiales... por lo que habíamos pensado volver por la tarde para poder ver el partido... tranquilamente...  otra casa típica, con los graneros en la parte alta...


Y así, llegamos hasta la autocaravana.

Por la tarde, una vez que habíamos descansado de toda una mañana paseando, volvimos con la idea de cenar mientras veíamos el partido... pero era un poco pronto.. aún así, nos comimos unas pizzas en un restaurante italiano en donde tenían una pantalla grande, y decidimos quedarnos hasta ver el partido...


Y bueno... que voy a contar... los italianos contentos cuando vieron que ganábamos.... nosotros... gritando campeones mientras unos chicos alemanes que habían visto junto a nosotros el partido, nos saludaban y felicitaban... (yo creo que algo envidiosillos, jijijiji)...  y otra noche estupenda, que volvimos a la auto más que contentos y orgullosos de nuestra selección... (cosa rara!!!! jajaajajaj)

Lunes, 12 de Julio

Tras la euforia de sabernos campeones del mundo... desayunamos la mar de contentos y animados, y con ganas de emprender la marcha hacia nuestro nuevo destino... esta vez, sí que habíamos escogido un camping, pues la ropa ya no podía esperar más y debíamos hacer colada general si queríamos continuar un poquillo decentes... así que, optamos por un camping que hay a las afueras de Dinkelsbühl y que nos costó 26 euros la estancia de un día completo.


Como estaba cerca, llegamos enseguida, colocamos todo y salimos dando un paseo hasta la ciudad... eran un par de kms, pero se hacían en un pis pas... y necesitamos caminar...


las casas siguen pareciéndonos increíblemente peculiares, y bonitas... y entramos por la puerta de Wörnitz, es la más antigua de las cuatro puertas que posee la ciudad



En la puerta se pueden ver dos escudos, el de las espigas de oro en las tres colinas representan el escudo de la ciudad de Dinkelsbühl como integrante del Sacro Imperio Romano Germánico. A su lado, puede verse el escudo del imperio como signo de la dependencia inmediata del imperio.


pasamos por la puerta, y nos encontramos frente al ayuntamiento, que hace de oficina de turismo... y es un edificio francamente precioso...


rodeamos la fuente de los leones


y continuamos hacia la catedral de San Jorge, cuyos nichos exteriores nos dejan un tanto sorprendidos... no recuerdo haber visto nada parecido antes...


Por dentro me parece una pasada... once parejas de pilares sustentan la bonita bóveda en red y en estrella



la pila bautismal del siglo XV, adornada con leones, es digna de ver


incluso el púlpito me parece espectacular...


Tras ver la catedral, salimos de nuevo para seguir callejeando... y descubrimos esta fachada, cuya casita en miniatura adosada, me pareció algo original, y aún no sé si sería un simple adorno, o le darán alguna utilidad...


otra vez las calles repletas de tejados a dos aguas, y fachadas entramadas, que parecía que íbamos metidos en un cuento...


y así llegamos hasta otra de sus puertas-torre, la puerta de Rothenburg, con cámara de tortura y cárcel en el segundo piso... entramos por ella


la rodeamos para ver la torre y la casa anexa.. y seguimos el paseo pegando a la muralla por dentro de nuevo


al poco rato, vemos un enorme edificio...la Casa del grano del Antiguo recinto de Construcción, de entramado macizo y construido a principios del siglo XVI como silo de grano municipal.


La muralla, está toda plagada de torres, que vamos admirando conforme avanzamos por la muralla, la primera que vemos es la Grüner Turm


tras ella, nos encontramos con otra puerta,  la de Segringen...  que fué muy dañada y posteriormente restaurada en estilo barroco


el calor comienza a apretar, pero queremos terminar el recorrido de las murallas así que, seguimos adelante contemplando las bonitas calles


nos topamos con otra torre... la Wachtersturm



y otra más, Berlinsturm


la siguiente es... la Haymarsturm... la verdad es que se nos hace entretenido, vamos caminando al lado de la muralla, y cada torre es tan diferente de la anterior que estamos esperando ver la siguiente para ver qué forma tendrá, jejeje....



                                             

en este punto, nos desviamos un momento hacia la izquierda, pues queremos ver una pequeña capilla que por lo que hemos leído es muy bella, y queda un par de edificios más abajo, en el Castillo de la Orden Teutónica, es un recinto teutónico al lado del hospital, de estilo barroco y cuya fachada, posee un valioso cartucho de rocalla digno de ver en el triángulo del frontispicio


después de entrar y dar un par de vueltas, vemos un cartel que indica la dirección para subir hasta donde se encuentra la ermita (está en el último piso... y sin ascensor... uffff) y cuando llegamos, la verdad es que para mí es algo decepcionante... se trata de una pequeña capilla en estilo rococó y con decoración en estuco... pero para mi gusto, la veo algo sosilla... (o será que ya he visto tanto rococó recargado que ésta me parece demasiado poca cosa??...)


el caso es que después de verla (a través de una puerta de cristal, no hay más opción) salimos de allí, aprovecho para hacer una foto a una inscripción que se puede ver en una puerta... y que nos llama poderosamente la atención, pues es algo común en muchas puertas alemanas... hasta el punto que si alguien lee esto y le apetece contarme qué significan esos simbolos y números, me encantaría saber el motivo.


continuamos por la muralla, y la siguiente torre es Weißer turm


tras ella, se encuentra la Hagelturm


desde la que casi se ven dos que son muy parecidas... la Hertelsturm



y a continuación (estas es que están ya más juntitas) la Krugsturm


y llegamos así hasta la Salwartenturm


en donde giramos junto con la muralla, hacia la izquierda...


y nos encontramos con la puerta de Nordlingen, que además es el molino municipal. Es semejante a una fortaleza ya que tiene foso de agua, adarve de defensa y troneras. Hoy en día es el museo de la 3ª dimensión, donse se exhiben los procedimientos  con los que la humanidad ha intentado desde la Edad Media recontruir la profundidad del espacio.
Los bancales de tierra que están situados delante de la puerta (unas veinte parcelas) se arriendan desde mediados del siglo XIX a partes iguales a ciudadanos católicos y protestantes.


yo alucino con esas fachadas de colores tan brillantes...


ya nos vamos despegando un poco de la muralla, aunque vemos perfectamente la Torre de Bäuerlin, cuyo nombre proviene por el guardia de la torre, Hans Bäuerlin, que además tenía el oficio de curtidor


nos metemos en una de las calles principales, encaminandonos ya a la zona del centro...


vemos otra zona con torreones, que también nos llama la atención...  y con esto, damos por terminada la visita a este curioso pueblecito... del que os he mostrado todas las torres... es que me parecieron muy interesantes...

y desde allí, directamente al camping... en donde pillamos la cafetería abierta y nos pedimos unas cervezas gigantes, jajaja y unas papas... antes de llegar a la autocaravana... como llegarían nuestros cuerpos, jejeje


Después de tomarnos algo fresco, ya más relajados, nos acercamos hasta la auto y nos preparamos para comer algo más y descansar...
Y tras un merecido descanso, nos pusimos con el tema de las lavadoras y secadoras... y al terminar la tarde, teníamos toda nuestra ropa limpia y doblada de nuevo, y estábamos preparados para comenzar otra vez nuetra marcha... aunque antes, necesitábamos por supuesto una buena noche reparadora...

Y hasta aquí llega esta entrada... lo que queda os lo contaré en las próximas si os apetece seguir leyendo nuestro viaje.

10 comentarios:

  1. ¡Fantástico viaje!
    A ver para cuando la segunda parte.

    ResponderEliminar
  2. Ay ay ay!!!

    que me sigo retorciendo de la envidia... uuufffff

    no sabes cuanto daría por tener una furgo!!!

    ResponderEliminar
  3. jajaja...

    Muchas gracias por pasaros a los dos.

    Saludetes.
    Alundra

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Permíteme presentarme soy Cleofé administradora de un directorio de blogs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos. Me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme
    garciacleos@gmail.com

    Éxitos con tu blog.
    Saludos

    Cleofé García

    ResponderEliminar
  5. Que paseo más estupendo! Seguid disfrutando y contando las aventuras en el blog, saludos!

    ResponderEliminar
  6. Felices fiestas tambien para ti!!!

    Un bico enooooooooooooooorme enorme!!!

    ResponderEliminar
  7. Me ha parecido una entrada estupenda y un blog genial!!

    te sigo!

    saludos de otra viajera!

    Living to travel

    ResponderEliminar
  8. Gracias Globetrotter, tu también tienes un blog muy currado, jeje...

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por el esfuerzo, somos muchos los que nos apoyamos en relatos como el vuestro para organizar nuestros viajes, además de pasar un rato ameno con vuestras historias, que esperamos repetir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros por dejar vuestros comentarios. Me alegro de que nuestras experiencias os gusten y por supuesto, os sirvan de ayuda, eso es en parte el objetivo.

      Saludetes.

      Eliminar