Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







martes, 6 de agosto de 2013

Escapada por la sierra madrileña


Tras descansar de las vacaciones de verano un par de meses, en octubre volvemos a la carga en busca de nuevas aventuras y ahora lo hacemos junto a nuestro grupo de amigos con los que siempre nos gusta encontrarnos durante la época invernal. En esta ocasión elegimos la zona de Madrid, ya que los más jóvenes nos habían pedido visitar algún parque de atracciones.



 El punto de encuentro escogido es San Martín de la Vega, que pilla a unos pocos kms. del parque Warner. El jueves 11 de Octubre vamos llegando poco a poco, y como siempre, los abrazos, saludos y risas van sucediéndose a lo largo de toda la tarde, hasta la noche...


Estos raticos en los que charlamos con nuestros amigos después de algunos meses sin estar en su compañía, son estupendos... reímos, charlamos, recordamos anécdotas, nos contamos nuestros viajes veraniegos y en fin, el tiempo nos permite permanecer fuera y contarnos un montón de cosas, hasta que llega la hora de ir a la cama....



El viernes por la mañana bien temprano, salimos en dirección al Parque Warner


en realidad no todos entraremos, algunos decidimos dejar a los chicos y visitar mientras tanto alguna localidad cercana, por lo que sólo nos desplazamos unos cuantos hasta las puertas del parque para entrar o dejar a los chicos.


Charlamos un ratillo en la entrada mientras esperamos a sacar las entradas y que pasen los que se quedarán en el parque todo el día (nuestros hijos incluidos, jeje...)

 



Los que quedamos fuera, nos dirigimos entonces hacia Chinchón, y pasamos una estupenda mañana (porque el tiempo acompañó bastante) callejeando y viendo esta bonita localidad.


Lo primero que nos encontramos fue la plaza Mayor de Chinchón es una plaza clásica de la Edad Media. Las primeras casas con soportales y balcones se construyeron en el siglo XV, y quedó totalmente cerrada en el siglo XVII. Tiene una forma irregular y una estructura sencilla. Los edificios son de tres plantas, con galerías adinteladas y 234 balcones de madera denominados claros, sustentados por pies derechos con zapatas. Desde su construcción, la plaza ha albergado numerosas actividades: fiestas reales, proclamaciones, corral de comedias, juegos de cañas, corridas de toros, ejecuciones, autos sacramentales, actos religiosos, políticos y militares, plató de cine (por ejemplo, en la escena taurina de la película La vuelta al mundo en 80 días, espectáculo circense en El fabuloso mundo del circo, etc.


y debe ser que estaban en fiestas porque en ella habían instalado la plaza de toros (por lo que parece, se celebra un festival benéfico Taurino en el mes de octubre, por lo que debía de ser eso...)





Atravesamos la plaza y comenzamos a subir por las callejuelas, aprovechando para comprar algunos dulces típicos





pasando por la casa en que vivió Francisco de Goya


llegamos hasta lo más alto, desde donde las vistas eran estupendas



y podíamos observar hasta el castillo de los Condes, abandonado en el siglo XVIII tras haber sido residencia de los Condes de Chinchón durante doscientos años. La guerra de Sucesión supuso el comienzo de su deterioro final, ya que las tropas imperiales del marqués de la Mina lo asediaron y destruyeron. Su último uso en el siglo XX fue como fábrica de licores.


la plaza desde arriba se ve impresionante


también pudimos contemplar La torre del reloj, que fue parte de la iglesia de Ntra. Sra. de Gracia y se restauró mucho tiempo después de que los franceses destruyeran todo el conjunto, aunque no restauraron la iglesia, que ha quedado totalmente enterrada con el tiempo.


Por eso existe el dicho de que Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre, ya que la contigua y actual iglesia de la asunción carece de ella



y aprovechamos para parar un rato a tomar unas cervecillas frescas, ya que hacía bastante calor y necesitábamos reponernos, jeje...
Cuando terminamos el aperitivo, regresamos otra vez a la plaza





y fuimos hasta donde teníamos las autocaravanas aparcadas. Para comer paramos a las afueras de Villaconejos, y después de reposar un rato la comida, salimos en dirección a Aranjuez.


Famoso por su Palacio Real y por sus jardines,  nos decidimos a dar un buen paseo por esa zona




estuvimos toda la tarde callejeando, tomamos unos helados entre medias,


 y en cuanto vimos que llegaba la hora de recoger a los chicos en el parque, salimos todos otra vez al aparcamiento


Y mientras unos regresabamos a por los chicos al parque de atracciones, el resto se dirigieron directamente al parking del puerto de Navacerrada, en donde teníamos previsto pernoctar todos


En cuestión de unas horas, estábamos todos ya en el parking, y aunque hacía bastante fresco a esas horas, nuestra velada nocturna (y nuestro cola-cao) no hay quien nos la quite


 Por la mañana madrugamos mucho, pues necesitamos llegar pronto si queremos pillar sitio en el aparcamiento de Cotos


Todos preparados para hacer el recorrido que habíamos previsto hasta llegar a la laguna de Peñalara










y comienza la subida...


atrás vamos dejando las autos...



llegados a este punto, las rutas se dividen, y los que están más en forma se van por la más empinada que llega hasta el refugio en la cima, mientras que otros deciden subir por otra ruta menos dura, que lleva directa al lago de Peñalara




la verdad que el tiempo nos acompañaba, y permitió que subiésemos sin problemas


el paisaje era espectacular














por fin llegamos hasta la laguna


mientras tanto, el resto del equipo sube por la otra ruta






y llegan arriba a lo más alto



comienzan a asomar por arriba de la montaña y desde abajo podemos verlos



Aunque en principio la idea era regresar cada uno por su lado, los que estaban arriba se decidieron a bajar por las rocas, hasta llegar a la laguna en donde estábamos el resto...











y en unos minutos estábamos todos juntos de nuevo




aprovechamos el momento para descansar y hacer algunas fotos



y ya de regreso hacia las autos, para salir hasta el lugar en el que tomaríamos el aperitivo


nos ponemos en marcha, y en un ratillo estamos ya preparando todo para empezar a comer





Las vistas mientras comíamos, inmejorables



tuvimos visita sorpresa, una vaca parece que quería unirse a la fiesta, y se acercó casi casi hasta las mesas


y tras un rato de descanso, comenzaron los juegos para los más jóvenes

se formaron los equipos


y pasaron un buen rato muy entretenidos entre futbol americano con frisbee, el juego del pañuelo y algunas otras actividades más, todas agotadoras, jejej...
 para terminar, hasta unas canciones se marcaron


mientras tanto... otros prefirieron salir a andar un rato por el monte cual caperucita
y encontraron de todo








de premio, algunas setas que seguro estarían estupendas....


y un pequeño descanso para todos...
en cuanto vemos que se está haciendo tarde, salimos en dirección a Rascafría, el lugar en el que tenemos previsto la pernocta.



Llega la noche, y estamos tan cansados por las caminatas del día y hace tanto frío, que caemos rendidos y ni salimos a por nuestro cola-cao.  El domingo por la mañana, nos levantamos todos con energías cargadas, vamos a pasar la mañana con un guía que nos mostrará la localidad y nos llevará hasta el monasterio del Paular.





A cada poco, y entre una alameda preciosa, el guía nos paraba para darnos explicaciones del lugar, y contarnos detalles de la zona, del monasterio... se portó con nosotros estupendamente, y nos explicaba de una forma tan amena que daba gusto ir siguiendo sus comentarios.


Por ejemplo, nos contó que entre las actividades económicas de los monjes estaban la pesca, los bosques de los alrededores, rebaños de ovejas y dos batanes, uno para serrar madera y otro para fabricar papel. El de producir papel, tuvo tanto auge e importancia que con el papel de este lugar se realizó la primera edición (o como se suele denominar, "la edición Príncipe") del Quijote.

Nos llevó hasta el "Bosque de Finlandia", hecho a propósito hace algunos años, y que aprovechando un bonito lago en medio del bosque, plantaron árboles de esa zona del mundo, y construyeron una cabaña al borde del lago, que en realidad es una sauna.






Desde allí nos llevó hasta el puente del perdón,


 lugar en el que el tribunal escuchaba a los condenados a la horca por última vez, y si los consideraban inocentes en el último momento, se les perdonaba y no se les llevaba hasta la casa de la horca que estaba por ese camino.


y después de cruzarlo, llegamos al monasterio






Justo a la izquierda de la entrada, el guía nos mostró una pequeña ermita, que según nos explicó fué el primer edificio que había antes de iniciar la edificación del monasterio.


En el interior, poco más que una imagen de la Virgen de Monserrat


Según nos dijo el guía, cada año vienen devotos desde Barcelona para sacarla, darle un paseo y bailar algunas sardanas. Al fin pasamos al monasterio, que comparte terreno con el hotel de rascafría




Antes de pasar al monasterio en sí, el guía nos llevó hasta el claustro, en donde están colocadas las pinturas de Vicente Carducho, recientemente restauradas en su lugar, después de muchos años fuera de estas paredes, en este punto no se permite fotografiar, y  nuestro guía intervino mostrándonos y explicando los cuadros casi uno a uno, dándonos detalles y resultando una visita de lo más instructiva. Tras ver todas las pinturas, entramos al fin a la zona en donde el guía se convierte en uno de nosotros y son los religiosos (de la orden de los benedictinos) los que enseñan las distintas dependencias.



Nada más pasar nos recibió un subprior que nos llevó a raya durante todo el recorrido.

Nos llevó hasta la capilla del Sagrario monumental



el refectorio



Y para terminar, nos condujeron hasta el retablo mayor, realizado en alabastro




Y terminó la visita, así que nos despedimos del guía y salimos hacia las autocaravanas para tomar algo, pues ya era casi hora de comer.



Y con este aperitivo-comida, terminó el encuentro con nuestros amigos. Nos dio el tiempo justo de comer, ya que cuando estábamos acabando, comenzó a llover (aunque nos ha hecho un tiempo estupendo durante todo el fin de semana) y nos dio el tiempo justo de despedirnos hasta la siguiente salida antes de subir cada uno a su autocaravana.

 Como siempre nos pasa, volvemos a casa algo tristes porque se acaba un fin de semana estupendo, y al mismo tiempo, muy contentos por lo bien que lo hemos pasado y pensando ya en cual será nuestra siguiente aventura.


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. jaja... muchas gracias Eulogio, y esto no es ná.... estoy poniendo ahora las salidas de este invierno y en breve, coloco las vacaciones de este mes de Julio, que también han sido muy bonitas....

      Espero que estéis todos bien, saludetes.

      Eliminar