Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







martes, 24 de junio de 2014

Cabañeros y la berrea



Nuestra siguiente salida se produjo justo terminando la época de berrea.
En esta ocasión nos dirigimos hacia Cabañeros en compañía de algunos amigos para pasar un buen fin de semana observando a los ciervos que se dejen ver, aunque sabemos que por ser una fecha algo tardía tendremos ya pocas posibilidades.




El viernes 11 de octubre llegamos cuando ya era noche cerrada, por lo que saludamos a nuestros amigos y celebramos el reencuentro y después de cenar algo rápido nos fuimos pronto a la cama para poder madrugar y ver algo con la fresca.

La madrugada tardó muy poquito en llegar, jeje... y con un sueño que ni pa qué, nos levantamos todos cuando aún la luz no había hecho acto de presencia...



Caminamos en silencio durante un buen trecho, y salvo los berridos propios de los ciervos, nos fue imposible observar a ningún especímen, ni siquiera de lejos...



Y así anduvimos hasta que vimos amanecer...


A pesar de que no fuimos capaces de ver ningún bicho, nos encantó el paseo pre-matutino, el ejercicio en silencio, sólo roto por algún que otro berrido a lo lejos, nos resultó muy emocionante y desde luego, la visión de un amanecer en un sitio tan bello añadía un plus al encanto.



Poco a poco fuimos avanzando por la campiña, observando con los prismáticos y admirando todo a nuestro alrededor


El paisaje es tremendo


y ante la grandeza de lo que vemos, no echamos mucho de menos la ausencia de animales y nos dedicamos a disfrutar del momento.

A decir verdad, los únicos ciervos que conseguimos ver esa mañana son los de un cartel anunciador de cabañeros... al menos podemos decir que hemos visto ciervos, jijijiji.....



De pronto, oímos un ruido en el cielo, y vemos aparecer de golpe un montón de aviones militares, nos percatamos que es el día 12 de octubre y que seguramente van todos al desfile militar que imaginamos tiene lugar en esos momentos... a su paso, nos dejan un precioso cielo estelado...





Terminamos el paseo y llegamos hasta las autos para tomar un bocado, estamos hambrientos ya, jeje y necesitamos recuperar algo de fuerzas...


Pero como no podemos estarnos quietos, en cuanto nos reponemos del paseo volvemos a salir porque no queremos desperdiciar ni un minuto de nuestra estancia en este bonito paraje





Mientras charlamos, caminamos por la zona recreativa y pasamos una mañana estupenda.




terminamos cansados pero muy satisfechos con la visita y seguidamente nos metemos en las autocaravanas


Salimos del aparcamiento para ponernos en camino en dirección a El bullaque


en donde nos hacemos una provisión de ricos quesos y alguna que otra cosilla más que nos dan a probar


y desde allí, sin perder tiempo, salimos hacia el centro de visitantes en Cabañeros que no pilla demasiado lejos.





y al fin, tímidamente conseguimos avistar nuestro primer ciervo (o cierva) a lo lejos



Estamos todos extasiados y eso que a malas penas vemos el bicho... pero para nosotros es una gozada y entre susurros (habría que vernos gesticulando en silencio nuestros hurras y gestos de alegría, jajaja) nos entregamos a los prismáticos como si no hubiera un mañana.

Pasamos al centro de interpretación, y en el interior podemos ver diversos vídeos, fotografías e incluso réplicas, como la del cráneo y colmillos de mamut




Después de ver algún audiovisual y terminar la visita en el centro, salimos de nuevo en camino. Esta vez nos dirigimos a otro paraje cercano en el que podremos comer y descansar a gusto de la ajetreada mañana.


El sitio escogido era un remanso de paz y tranquilidad



tanto, que después de comer no nos resistimos a dormir un poco para recobrar energías


y en cuanto nos espabilamos, de nuevo subimos a las autos para llegar hasta otro lugar ideal para poder ver a los ciervos.

Según nos cuentan los guardas es una pena porque justamente el día anterior comenzó la apertura de la veda y ya se oyeron los primeros disparos de los cazadores, por lo que los ciervos y demás animales que han estado campando a sus anchas por toda la zona, están hoy más que asustados y no se dejan apenas ver, salvo algunos rezagados...


están lejos de nosotros, pero estamos emocionados de ver una manada tan grande y nos lo pasamos genial mientras los contemplamos




poco a poco el cielo se va tiñendo de rojos y añiles indicando que en breve oscurecerá


pero nos quedamos un rato más, no podemos evitar seguir mirando a los pocos ciervos y cervatillos


hasta que decidimos volver a los vehículos y regresar al mismo lugar en el que comimos, ya que se estaba divinamente y podemos pernoctar también sin problemas



y llega el momento de relajarnos, cenar, charlar y tomar una copita hasta la hora en que decidimos irnos a la cama y descansar.

El domingo, nos despertamos pronto y enseguida nos ponemos en marcha...


salimos para dar un buen paseo por la ribera y alrededores


pero a mitad de camino nos encontramos con un ligero "problemilla"


hay que cruzar el río y las piedras son algo inseguras... por lo que algunos cortan por lo sano y directamente se meten al río descalzos...


otros nos decidimos por probar suerte y hacer malabarismos hasta llegar a la orilla... menos mal que no cae ninguno al agua... de cualquier forma las risas han estado aseguradas jeje...

y así continuamos con el paseo... bordeamos el río, y regresamos de nuevo hasta donde están las autos


nada más llegar ya es hora de comer, sacamos la comida, nos relajamos charlando y en cuanto descansamos lo suficiente salimos cada uno hacia su casa, dando por terminado un fin de semana encantador, acompañados de muy buenos amigos, con los que cada vez nos sentimos más a gusto.

Por ello y como siempre nos ocurre al volver de cualquier viaje, surgen sentimientos encontrados... por un lado, tristes porque se acaba y no queremos que se acabe, pero también contentos, pensando ya en cuando será nuestra siguiente salida.



4 comentarios:

  1. La mejor opción es contratar una ruta 4x4 por el interior de Parque Nacional con Aventuras Cabañeros 650763792 ó reservar online en www.visitacabaneros.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, claro, y eso ya lo hicimos. Puedes verlo en esta entrada anterior: http://mis-ac-aventuras.blogspot.com.es/2008/05/paseando-por-cabaeros.html

      Lo pasamos de fábula y nos encantó.
      Gracias por comentar y aconsejarnos, siempre viene bien tener información de este tipo.
      Saludetes.

      Eliminar
  2. Hola, me gustaría saber en que zona exactamente estuvisteis, me parece un paraje espectacular y sobre todo, como funciona el acceso para entrar con auto caravana, ¿donde podríamos instalarlos?¿hay que pedir algún tipo de permiso? Nos gustaría estar un poquito a nuestro aire y no en un camping, pero por lo que veo en las fotos es de esta manera. Gracias. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, el sitio en el que hicimos la pernocta es el Parking del Centro de Visitantes de la Torre de Abraham, en el que habíamos pedido permiso previamente por supuesto. Si deseas ir, creo que no tendrás problemas si antes los llamas y les pides permiso para estar una noche o dos.
      Saludetes

      Eliminar