Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







miércoles, 19 de agosto de 2015

Experiencia micológica y visita al hipódromo de la Zarzuela



Después de unas semanas sin tocar la autocaravana, por fin nos ponemos de nuevo en marcha, esta vez para visitar Madrid y el hipódromo de la Zarzuela, que teníamos ganas de ver, y además aprovechamos para buscar boletus.



Como en la mayoría de las salidas en invierno, vamos con nuestra peña de amigos, aunque nuestros hijos se han quedado en casa... se van haciendo mayores y cada vez les cuesta más salir un fin de semana.... Así que nos ponemos Toño y yo en marcha, organizamos la autocaravana y en poco tiempo estamos junto a nuestros colegas en el lugar acordado para reunirnos.


Como siempre, es un placer reencontrarnos después de algunas semanas, los abrazos y los besos se alternan con la charla y poco a poco, vamos llegando todos, aunque como hace algo de fresco y muchos llegan cansados, enseguida vamos todos a la cama para descansar.


Bien temprano nos ponemos en marcha y en menos que nos damos cuenta ya estamos en el lugar en el que pasaremos casi toda la jornada.


El día no puede ser más espectacular para pasarlo por esta zona, el sol baña toda la zona con ganas, y la verdad que nos transmite una alegría genial para comenzar la mañana con energías (que nos van a hacer falta, jeje) para recoger boletus, que es a lo que hemos venido en definitiva.


Nosotros no lo habíamos hecho jamás, pero algunos de nuestros amigos sí que están acostumbrados y nos mostrarán como se hace


Así que sin perder tiempo y cesta en mano (el que tiene, claro), salimos en busca de los boletus...




Esta vez, la master class corre a cargo de Pedro, que nos explica a todos qué es lo que estamos buscando (importante) y cómo lo encontraremos...


a los más peques les encanta descubrir lo que es un "pedo de lobo"


con las que hay que tener cuidado...


y las que no se deben comer... 


ah! y el último descubrimiento (de Berni), boletus pingüinus 



Estuvimos toda la mañana por esta preciosa zona buscando mientras paseábamos





y como ya tenemos más que suficiente, decidimos regresar y preparar un buen aperitivo



que evidentemente, tendrá una buena base de boletus, jeje

Parece que no, pero entre todos hemos cogido unas cuantas...




nos ponemos manos a la obra, y todo el mundo a trabajar... a dejarlos más limpios que la patena



total, que en un ratillo se montó un aperitivo que no veas...


entre los boletus, los callos, las tortillas... uf...  nos tuvimos que sentar después a reposar 


entre magia y el tio del tambor... hasta las tantas estuvimos, y ni el frío nos movía, jejeje...

Y cuando ya oscurecía, nos fuimos al aparcamiento en donde haríamos la pernocta, en Rascafría, y para charlar un poco decidimos pasear un rato por la localidad, aunque hacía un frío que pelaba... pero bueno, la cosa era charlar un rato y hacer un poco de ejercicio antes de ir a dormir, así que dimos una pequeña vuelta por el pueblo y enseguida a la cama.

El domingo también nos levantamos algo temprano, para poder salir cuanto antes y llegar a buena hora al Hipódromo




antes de salir y ya veíamos caballos... o serían visiones??  el efecto de los boletus?? ;) jijiji





De que nos dimos cuenta, ya estábamos en el hipódromo de la Zarzuela


nada más pasar, la zona de los tapeos...


a continuación, el paddok, en donde los apostantes pueden echar un vistazo a los caballos y jinetes antes de la carrera


nos acercamos antes de la primera carrera para ver todos los participantes



y hacemos nuestras apuestas antes de que comience la carrera... nosotros no entendemos nada tampoco de caballos, pero el rato fue de lo más entretenido, jeje... disfrutamos como enanos.

Y tras hacer las apuestas, pasamos a la zona de las pistas, la vista a pie de pista es genial

pero sentados en la tribuna ya es la pera 


Parece que se fijan mucho... ¿Será ese el secreto para ganar las apuestas?? jeje...

las vistas de Madrid desde el hipódromo me impresionaron, no sabía que eran tan bonitas.





al final, premio para el ganador






y así pasamos la mañana, entre el paddok, las apuestas y ver las carreras...







Después de las carreras salimos para comer en el mismo aparcamiento del hipódromo... pusimos unas mesas y tomamos un bocado mientras comentábamos la jornada.

Y casi sin acabar el café, comenzaron a caer unas gotas de lluvia que nos dieron el toque de fin de fiesta, por lo que comenzamos a recoger todo y despedirnos, para ponernos en marcha y dar por terminado un fin de semana estupendo.

Como siempre, deseando llegar a casa pero al mismo tiempo, haciendo planes para la siguiente salida.





2 comentarios:

  1. Hola amigos, nos ha gustado vuestra entrada y le hemos dado difusión en nuestro blog enlazando a esta página!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola amigos de Buena Ruta,
    me alegro mucho de que os haya gustado la entrada. La verdad es que pasamos un fin de semana fantástico en compañía de muy buenos amigos y siempre deseando repetir.
    Muchas gracias por difundirla también, nos parece estupendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar