Bienvenido a nuestro blog.
Antes de comenzar a leer, te recomiendo que te pongas cómodo.... los relatos por lo general son largos, así que... prepárate un cafetillo (o cualquier cosa que te apetezca), relájate... y disfruta de la lectura.

Espero que te guste y vuelvas pronto para leer mi próximo viaje..







domingo, 6 de septiembre de 2009

Italia en agosto I




Por fin puedo empezar a relataros nuestra última aventura, un mes viajando por toda Italia.

Si el año pasado cumplí de lleno con todas mis expectativas al visitar tierras francesas, este año no se ha quedado atrás en cuanto a satisfacción en los objetivos, y hemos podido conocer montones de lugares, sus rincones, sus gentes, su gastronomía, y tantas cosas, que me será bastante dificil poder plasmar todos los detalles, aunque intentaré contar todo tal y como lo viví, para que podais disfrutar de una lectura amena.

Al igual que hice entonces, contaré todo el mes en varias etapas, para no alargar excesivamente las entradas y hacerlo algo más llevadero. Aún así, se harán algo extensos los relatos, pero prefiero hacerlo de ese modo. Espero que disfruteis de la lectura igual que yo disfruto mientras escribo y recuerdo todos los detalles. Y aquí comienzo con la primera etapa:

Viernes, 31 de Julio

Sabíamos que los dos o tres primeros días serían especialmente duros para Toño, pues había que subir hasta la frontera y pasar hasta Italia prácticamente en tres días, y esos son muchos kms. de una, así que, nada más salir Toño de trabajar nos fuimos disparados hacia la autocaravana y eran las 3 de la tarde cuando nos poníamos en marcha en dirección a Barcelona.

Teníamos algunos lugares señalados para pernoctar por la zona de Mataró y alrededores, así que ese fué el camino que llevamos toda la tarde, por la zona de la costa hasta llegar a tierras catalanas. El viaje no resultó excesivamente caluroso (algo que me sorprendió) y los críos no se pelearon mucho, así que subimos sin problemas y después de un par de paradas a lo largo de la tarde para tomar algún bocado y que Toño estirase las piernas un poco, llegamos a Mataró.

Cuando aparcamos eran ya las 12 de la noche. El sitio indicado era una avenida que daba al mar, buscamos un lugar discreto para aparcar en los alrededores y en pocos minutos estabamos ya preparándonos para pasar la noche.

Después de salir a tomar un poco el aire y desentumecer los músculos, hice unos cafés y unos vasos de leche y nos fuimos rápidamente a dormir pues estábamos molidos de tanta carretera.

Sabado, 1 de Agosto

En cuanto se hizo de día nos levantamos y desayunamos para salir pronto en dirección a la frontera. Eran las 8'30 cuando pasabamos por Gerona y un poco más tarde estabamos ya en territorio francés.



Nuestro primer destino fijado era Montpellier.

He de comentar que nuestro principal temor en este viaje ha sido el riesgo a que nos robasen. Ibamos bien avisados por numerosos autocaravanistas, incluso un gasolinero nos comentaba por la frontera que tuviesemos muchísimo cuidado cuando le decíamos que nos dirigíamos hacía Italia, ya que por la costa azul y todo el territorio italiano, los robos a autocaravanas están a la orden del día. Por lo tanto, hemos procurado en todo momento dejar la autocaravana siempre en parkings y sitios vigilados, para estar más tranquilos.
En realidad, no pensabamos estar mucho rato, pues teníamos que seguir avanzando hasta territorio italiano, pero nos apetecía pasearnos por las callejuelas de esta localidad.


El caso es que llegamos a Montpellier y dimos un par de vueltas para ver si podíamos aparcar en algún sitio sin riesgos a ser robados, pero no vimos ningún lugar que nos gustase. Nos habían comentado que podríamos aparcar en un área en Palavas les flots, situado a unos kms. de Montpellier y hacia allí nos dirigimos.



Palavas les flots es una bello lugar metido totalmente en el mar. Pero supongo que al ser primeros de agosto, todo el mundo pensó lo mismo que nosotros, porque nos fue prácticamente imposible aparcar. Lo primero que nos encontramos fué un atasco de narices a la entrada del pueblo... y nos costó horrores entrar... estaba de coches y vehículos hasta la bandera, y lo único a lo que pudimos aspirar tanto en Montpellier como en Palavas, fué a un paseo en autocaravana admirando el mar y los edificios que nos salían al paso.



Cuando nos cansamos de dar vueltas sin encontrar un sitio donde aparcar, tomamos la carretera en dirección a Aigües Mortes, siguiente lugar en nuestra lista de destinos.

En Aigües Mortes hay un área para autocaravanas pegando a las murallas de la población.



Es un aparcamiento grande, con barrera para entrar. A nosotros nos salió por 6'10€ y estuvimos casi toda la tarde allí. Llegamos justo a la hora de comer, así que comimos tranquilamente y después salimos para dar un paseo y entrar en la ciudad amurallada...



nos adentramos por sus callejuelas



y llegamos hasta la zona más turística, llena de tiendas y souvenirs...



también pasamos a ver su catedral



y por último, dimos un paseo por sus murallas



que constituyen uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura militar del S.XIII. Construidas por Felipe III el Atrevido en 1272, es de planta cuadrangular de 500 x 300 m. y 1.633 m. de perímetro. Tiene 10 puertas y seis torres almenadas.

Destaca la torre de Constance, construida en 1246 por Luís IX, es una mole cilíndrica y rodeada por un foso que está unida a la muralla con un puente de tres arcos. En la terraza se levanta una torreta circular de 11 m.



desde las murallas se podía observar toda la ciudad



unas vistas bellísimas a esa hora de la tarde...



Una vez finalizado el paseo, salimos sin entretenernos hacia la dragoneta, pues aún teníamos que llegar hasta Arles, que era el lugar que teníamos planificado para dormir esa noche, si nos era posible.

Cuando llegamos a Arles, estaba ya oscureciendo...



El lugar que teníamos apuntado para pernoctar era un aparcamiento sin más, en una plaza con una gran glorieta y una fuente en el centro. Era gratuito, y en un lateral, cerca de la zona de acceso al aparcamiento, estaba la zona de carga y descarga de aguas. A unos metros de allí, el río discurría lentamente



A pesar de que el lugar no estaba vigilado, inspiraba confianza, además del hecho de estar rodeado de otras autocaravanas. Y después de tomar un bocado, salimos a dar un paseo por las calles de Arles, la ciudad de Van Gogh.

Descubrimos una plaza enorme en donde estaba el anfiteatro (Les Arenes que les llaman ellos, pues hace las funciones de plaza de toros) declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.



una pasada...

El centro de la ciudad tenía una gran actividad a pesar de ser algo tarde y pudimos recorrer muchas de sus calles y callejones. Su historia es muy interesante por su gran antigüedad, ya que fue fundada por los griegos y posteriormente fue una ciudad romana; después la conquistaron los celtas; toda esta mezcla embellece sus rincones.



Al visitar la parte medieval de Arlés, es imposible no sentir la fuerte presencia de Van Gogh y el legado que este gran pintor dejó en la Provenza francesa.

Después de caminar un rato más y pasear por las calles más céntricas, nos volvimos sobre nuestros pasos y nos acostamos rápidamente, pues al día siguiente nos esperaba otra tacada de kms. hasta llegar a la frontera con Italia.

Domingo, 2 de agosto

Y llegó el día siguiente.. aunque algo nublado. Nos marchamos bien temprano mientras caían gruesas gotas de lluvia que poco a poco fuimos dejando atrás.
A media mañana estabamos llegando a Niza,

Ubicada entre las ciudades francesas de Cannes y Montecarlo, Niza es la reliquia de la Costa Azul, núcleo de la Riviera Francesa.

Su glamoroso balneario y costas atraen a miles de ricos turistas todos los años, siendo la segunda ciudad más visitada de Francia.




atravesamos la Avenida des Anglais...



contemplando las playas



y percatándonos de que nos iba a ser imposible encontrar también aquí un aparcamiento. Ya nos habían comentado que estas zonas (toda la costa azul) estaba algo complicada para aparcar en pleno mes de agosto, pero no pensabamos que iba a ser tan evidente. Es que no había ni un rinconcito en donde poder colocarnos para dar un ligero paseo.



claro que la dragoneta tampoco es que sea un vehículo precisamente pequeñín, jejeje pero en fin.. tuvimos que conformarnos con ver Niza desde el asiento...



y salimos de allí en dirección a Mónaco.



Construida en la ladera de una montaña... y con unas cuestas tan empinadas que me pareció increíble bajar con la autocaravana hasta el mismo puerto, Mónaco es un Principado independiente en el que el glamour es la nota predominante, y en el que su máximo exponente, además de la vida glamourosa del lugar, es el Gran Premio de Fórmula 1 que se celebra en sus calles.



de camino al puerto, pasamos por el famoso Casino



Mónaco tiene un área para autocaravanas, pero cuando llegamos estaba completa, y al igual que en las localidades anteriores, no había donde dejar la auto para dar aunque fuese un paseo cortito... volvimos a subir



por el camino, nos cruzábamos con coches de escándalo...



y con las mismas, después del paseo por Mónaco y sin poder parar, continuamos viaje ya directamente hasta la frontera.

Nos metimos por la autopista, claro está, y fuimos todo el tiempo observando a izquierda las grandes montañas horadadas de túneles, por donde íbamos pasando...



y a nuestra derecha, el mar... inmenso, precioso, y gozamos de unas vistas impresionantes que amortigüaban la pesadez de la carretera.



Y así nos introdujimos en territorio italiano, dirigiéndonos directamente hacia La Spezia, una localidad portuaria en la que teníamos previsto pasar la noche.

El área para autocaravanas que nosotros llevábamos apuntada estaba en una zona apartada de la población, en el puerto, pero era un lugar vallado, con vigilancia las 24 horas, y lo llevaban unos chicos de un voluntariado que pedían como pago por la estancia, la voluntad. (yo creo que eran voluntarios de la cruz roja, porque es lo que estaba justo pegando al área, y estaba todo comunicado... o sea, que encima teníamos urgencias al ladito.)

Cuando llegamos era ya la hora de comer, así que nos dedicamos a instalar todo para poder tomar algo y poco después salíamos para dar una vuelta por la localidad.
La chica que nos atendió en el área, también nos indicó que a la vuelta de la esquina teníamos un autobús que nos dejaba en todo el centro de La Spezia, y ella misma nos vendía los tickets para subir al autobús (en el mismo bús salen más caros) así que le compramos los billetes y salimos zumbando.



El motivo de parar en La Spezia, es porque, entre otras cosas, desde aquí sale un recorrido turístico para visitar las Cinque terre, cinco pueblecitos que están ubicados uno al lado del otro en toda esta zona de la costa, y que son bellísimos: Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterrosso. A cual más bonito...


Nos encaminamos hacia la estación, para ver el tema de Cinque terre, y ahí nos informaron de que había dos opciones para verlo, o un tren que va haciendo paradas exclusivamente en cada uno de los cinco pueblecitos a lo largo de todo el día (y te dan una hoja con todos los horarios de los trenes en los cinco pueblos) o por mar, con un barco que va parando en todos los pueblecitos para que los puedas visitar también.

Después de informarnos con detalle para hacer la rutilla al día siguiente, continuamos con nuestro paseo por la Spezia,



aprovechamos para probar unos helados para ver si era cierta la fama que tienen... y la verdad es que estaban de vicio, jejejej... con el calor aún nos parecieron más ricos... y disfrutamos de un paseo estupendo por las calles de esta localidad mientras los saboreabamos...

Y debe ser que estaban en fiestas, porque había muchas calles con banderines...



después de recorrer gran parte de su zona céntrica, otra vez al autobús y para el área. En cuanto llegamos, preparamos algo para cenar y acostarnos cuanto antes ya que estábamos muy cansados.
Y mientras cenábamos, los mosquitos hicieron acto de presencia intentando apoderarse de nuestra cena, y a partir de ese momento, nos han estado acompañando (ellos o sus congéneres) durante todo el mes hasta el punto de resultar muy, pero que muy molestos...

Lunes, 3 de agosto


Cuando nos levantamos, salimos derechos hacia el autobús y llegamos hasta la estación. Aunque la idea de ir en barco nos había tentado mucho el día anterior, preferimos hacer la ruta en tren por dos razones. La primera, había llovido por la noche, y tenía un aspecto de nublo que nos quitaba las ganas de navegar. La segunda, que si ibamos en tren, podíamos hacer alguna travesía entre los pueblos caminando.. pues en realidad estaban a unos diez, quince, o como mucho veinte minutos (al menos los dos o tres primeros) el uno del otro y merecía la pena por las vistas desde los acantilados.

Y la verdad, sí que mereció la pena... El tren nos dejó en el primer pueblo del recorrido, Riomaggiore



bajamos y dimos una vueltecilla... pero seguimos el consejo de la chica de información y turismo y para ir al siguiente pueblo, Manarola, lo hicimos andando, por un sendero llamado la Vía de'l Amore, bordeando los acantilados...



un paseo inolvidable



en el que no podía faltar la muestra de una costumbre tan arraigada en los italianos como los candados, símbolo de amor entre las parejas de enamorados... decenas de ellos...



desde Manarola, aún hicimos el tramo hasta el siguiente pueblecito andando... pero el resto lo hicimos en tren, visitando uno a uno cada pueblecito, porque ya era demasiada caminata...



contemplando la belleza del mar y de los pueblos como incrustados en las rocas



en uno de los pueblos sacamos nuestros bocatas y compramos unas bebidas frescas.



Almorzamos tranquilamente mientras observábamos un paisaje que aunque parezca exagerado, in situ te deja apabullado.



también pudimos ver sus pequeñas, pero coquetas playas... (pero como no nos llevamos bañador, no nos pudimos remojar, jeje...)





y así pasamos el día.. en cada pueblo, dábamos un paseo, descansábamos y al siguiente, hasta que nos recorrimos los cinco



era ya media tarde cuando tomamos el tren de vuelta a La Spezia y regresamos a cenar.

Aunque había sido un día ajetreado, en realidad no estabamos excesivamente cansados, pues los trayectos más duros los habíamos hecho en tren... lo que sí que notábamos era un calor enorme. En vez de la tormenta que pensábamos se iba a desatar, el día se transformó en un día de calma y mucho calor, por lo que más que cansados estábamos exhaustos por las temperaturas (y los mosquitos).

Después de comer algo, salimos de La Spezia para llegar a nuestro siguiente destino, Lucca.

En Lucca tampoco encontramos un área específica para autocaravanas entre las coordenadas que llevábamos anotadas. Eso sí, había un camping, pero nos pareció algo caro el precio a pagar por una noche y preferimos buscar otro lugar. Al final, optamos por buscar una callecita tranquila y dormir sin llamar mucho la atención para poder visitar al día siguiente esta bonita ciudad.

Martes, 4 de Agosto

Por la mañana, desayunamos rápido para poder salir cuanto antes a conocer Lucca. Lo primero que nos encontramos fueron las murallas que delimitan la zona medieval de la ciudad.



Las cruzamos, y seguimos andando hasta llegar a la iglesia de San Michelle,
una preciosidad hecha entre los siglos XII y XIV, cuya fachada de estilo románico pisano es lo más destacable, con sus galerías de arcadas de medio punto.
En el pináculo unos ángeles rodean a San Miguel, que abate a un dragón.



Continuamos caminando, encontrándonos a nuestro paso edificios curiosos



y así llegamos hasta el Palacio dei Guinigi, llamado así porque perteneció en origen a la familia Guinigi, una de las principales dinastías de Lucca.




Una de sus particularidades son las encinas que alberga en su torre de unos 41 metros de altura. En esta foto que hice desde las murallas se aprecian mucho mejor los árboles sobre la torre.



continuamos el paseo, caminando por la Via Fillungo, principal calle comercial, que atraviesa el casco medieval y donde también se encuentran los mejores restaurantes.



hasta llegar al anfiteatro romano, situado en la Piazza del Mercato y rodeado de edificios medievales.





desde allí, continuamos andando mientras contemplabamos los bonitos rincones por toda la ciudad



y llegamos hasta las murallas, a las que puedes subir y contemplar la ciudad desde un plano superior... la verdad es que era impresionante... allí descansamos un rato mientras tomábamos un bocado, y después seguimos con el paseo, y llegamos hasta otra bella iglesia, la de San Pietro Somaldi, del siglo XII con portada de doble galería de arquerías al estilo pisano



continuamos andando y entramos hasta la piazza San Martino, en donde se encuentra la catedral (o duomo, como las llaman allí) de San Martino.



construida en el siglo XI y de estilo románico, aunque el interior está realizado en estilo gótico entre los siglos XIV y XV.
Tanto por dentro como por fuera, me pareció una maravilla... no había visto antes estas fachadas y me parecieron francamente preciosas.
Al lado de la catedral se encuentra el campanario (o campanile) decorado con almenas a modo de torre.



y para terminar la visita, nos pasamos por la casa en donde nació y vivió el compositor Giacomo Puccini.



después de estar casi toda la mañana recorriendo la ciudad, salimos hasta donde habíamos dejado la autocaravana y nos pusimos en marcha para llegar hasta Pisa antes de comer.

Éste fue uno de los lugares más ansiados por visitar (al menos para mí)
La excitación por conocer este sitio se palpaba ya entre nosotros conforme llegábamos al aparcamiento... llevábamos ya algunos meses con la ilusión de ver esta torre tan famosa, jeje. y por fin había llegado el momento tan esperado.

Nada más llegar aparcamos en un parking específico para autocaravanas. Por 5€ puedes permanecer 7 horas y está vigilado. Suficiente para nosotros, pues sólo pensabamos dar una vuelta para conocer la ciudad.

Nos arreglamos un poco, colocamos todo y sin más tardar nos fuimos paseando hasta la plaza en donde se encuentra la torre, que se encontraba muy cerquita del área.



Pero antes de entrar, nos dió de lleno el aroma de las pizzas, colocadas estratégicamente para distraer a los turistas de ver los monumentos, jeje.. el caso es que teníamos el estómago vacío y no nos resistimos a probar unos trozos de pizzas sentados en uno de los numerosos chiringuitos que por allí había.

Y bueno, por fin al terminar, pasamos a la plaza... inmensa, espectacular



la Piazza dei Miracoli en donde no sólo se encuentra la torre, sino que también están la enorme catedral, el baptisterio y el Campo Santo.

A mí me pareció increible, la verdad. Nos hicimos las típicas fotos sujetando la torre, claro está, y después entramos a las taquillas para entrar a los diferentes sitios.

Disfruté de cada sitio al que pasamos enormemente



la torre me pareció increíblemente bonita, aunque ya todos la hemos visto cientos de veces por televisión.. o por internet... nada comparado con verla allí, ante tus ojos.



La catedral es la máxima representación de la arquitectura románica-pisana, además de poseer unas espectaculares pinturas bizantinas, y toques árabes en los arcos



por dentro toda una maravilla



El púlpito fue ejecutado por Giovanni Pisano en 1302, es una obra maestra de potencia y ligereza



Qué bonito edificio...



Frente al Duomo se encuentra el Baptisterio, su construcción terminó en el siglo XIV, y tiene la misma altura que la torre del Campanario.
El edificio imita en los dos primeros pisos el estilo románico pisano de la catedral pero luego es completamente gótico. El techo, gótico, es un cono truncado que se remata con una estatua de San Juan Bautista.
Sorprende el eco que tiene. Un guarda hace una demostración (de hecho, no sabíamos que estaba gritando, hasta que nos dimos cuenta que sólo lanzaba sonidos para que la gente comprobase el enorme eco)



Completa este espectacular conjunto, el Camposanto, un edificio de mármol de líneas horizontales, que ha padecido muchas restructuraciones a causa de los daños que padeció en los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.



El cementerio es casi tan célebre como los demás monumentos de la Piazza del Duomo, comenzó a ser construido en 1277 por Giovanni di Simone. El solar está delimitado por una larga hilera de arquerías ciegas románicas que forman el muro meridional interrumpido por numerosas puertas.



Originalmente fue concebido como una especie de catedral con la nave central al descubierto. El campo santo se dice que está hecho con tierra traída de Gólgota por los cruzados en el siglo XIII y contiene 600 lápidas muchas de ellas grecorromanas.



Después entramos al Museo, que también está en la plaza



y recorrimos sus salas observando distintas esculturas y maquetas





Otra vez en la plaza, observamos una columna frente al camposanto que sujetaba la figura de Rómulo y Remo, algo que veríamos prácticamente en todas las ciudades Italianas.



Cuando por fin terminamos todo el recorrido, salimos de allí para encaminarnos hacia el otro lugar que nos faltaba por visitar en Pisa, la piazza dei Cavalieri que alberga el segundo conjunto arquitectónico de la ciudad, el Palazzo dei Cavalieri, la iglesia de Santo Stefano dei Cavalieri y el Palazzo del'Orologio.

La plaza fue totalmente transformada cuando Cosme I de Medicis mandó a su arquitecto, Vasari que levantará los edificios destinados a acoger a los Caballeros de San Estevan; una orden militar fundada en 1562



El edificio principal es el Palazzo dei Cavalieri, con una larga y singular fachada cubierta completamente de follaje de mármol. Un friso de hornacinas con los bustos de seis Medicís que fueron grandes duques de Toscana separa los pisos superiores. En vairos lugares se reconoce su escudo y la cruz de los Caballeros, que recibían aquí su instrucción.



El palacio en la actualidad es sede de una universidad cuyos orígenes se remontan a Napoleón. Delante de la escalinata se alza la estatua de Cosme I, ejecutada en 1596 por el florentino Francavilla.



La Iglesia de Santo Stefano, parte del conjunto, data de 1569. Su fachada es de mármol blanco, verde y rosa con su decoración de columnas, pilastras y efectos de colgaduras, luciendo el escudo de los Medicís y la cruz de San Estevan, fue realizada unos cuarenta años después.



El Palazzo dell Orologio o Palacio del Reloj o de la Gherardesca, fue construido por Vasari en 1607 sobre los edificios antiguos. En este edificio se incorporaron los restos de una torre en la que, después de la derota de la Meloria, el conde della Gherardesca fue condenado a morir de hambre con sus hijos. Dante evoca este suceso en la Divina Comedia.

Y bueno... esto es todo lo que dió de sí nuestra excursión por la ciudad de Pisa. En esta plaza descansamos un rato y después nos fuimos dando un paseo y comiéndonos un helado (que nos lo habíamos ganao, jejej) hasta llegar a la autocaravana.

Cuando llegamos, era ya hora de marcharnos, así que recogimos todo y nos preparamos para salir cuanto antes a nuestro siguiente destino y aparcar antes de que anocheciese, Florencia.

Llegamos todavía de día al área que nos habían aconsejado. Era un parking fuera del casco antiguo, en la parte alta de la ciudad, un parque dentro del casco urbano adaptado como área, con barrera y vigilado. Nos costaba 12€ las 24 horas.



Buscamos un lugar que nos acomodase, nos instalamos, y después de cenar algo y dar un ligero paseo por los alrededores para inspeccionar la zona, nos fuimos a la cama, pues al día siguiente nos esperaba otro duro día, pero eso lo cuento en la siguiente entrada, porque ésta ya es demasiado extensa.

Espero que os haya gustado y os apetezca leer el resto del viaje.

13 comentarios:

  1. Nunca es tarde si la dicha es buena.
    Hermoso paseo por Italia.
    Un abrazo y ¡Feliz año!

    ResponderEliminar
  2. hola,me gusta tu relato,seguro que sigo tus pasos cuando vayamos a italy,un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bonito relato. este verano usaré parte de él. Tienes las coordenadas del parking de la Spezia?, porque aunque dices que esta en el puerto, no lo tengo ubicado y estoy interesada en Cinque Terre.
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. sigo interesada en la dirección de la Spezia, para poder visitar Cinque terre mi direccion es sgchacon@gmail.com

    ResponderEliminar
  5. Hola Sagra, ya te envié un correo con los datos del área que me dices. Espero que te sirva de ayuda y puedas pasar por allí, seguro que las Cinque Terre te van a encantar.

    Saludetes!!

    ResponderEliminar
  6. hola, muchas gracias por la publicación de vuestros relatos, nos hacen a todos los viajes más sencillos.
    me podrías mandar a mi también las coordenadas de este área de LA SPEZIA?? yo no lo encuentro
    mi correo es diego_marcos_p@hotmail.com
    un saludo y gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola Diego, gracias a vosotros por pasar por aquí...

    Ya te he enviado el correo con los detalles del área.
    Espero que os sirva de ayuda.
    Un saludete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alundra, me encantan tus relatos. Este verano quiero ir a Italia y te agradecería si me pudieras mandar las coordenadas del área de AC de La Specia y saber si da tiempo a visitar los cinco pueblos en un día. gracias de antemano. Mi correo es
      nai27167@gmail.com

      Eliminar
    2. Hola,

      Acabo de enviarte un correo a la dirección que me indicas con los detalles del área.
      Como te digo en el correo, a nosotros sí que nos dio tiempo a ver todo en el día.
      Espero que os sirva de ayuda y lo paséis muy bien por allí, aquello es precioso.

      Saludetes.

      Eliminar
    3. Hola Alundra, muy bueno tu blog. Me podrías pasar las coordenadas del camping de La Spezia? Mi correo es laucirocco@hotmail.com . Muchas gracias!

      Eliminar
  8. Hola, por supuesto. Primero voy a ver si la encontramos y en cuanto la localice te mando el correo con la información.

    Me alegro que te guste el blog y más si te sirve de ayuda para planificar tus viajes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola, me gustan tus relatos. Me podrias mandar las coordenadas de las areas de spezia y florencia?mi correo es; jonetxu17@hotmail.com.Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, perdona que haya tardado unos días, pero no he podido responder antes. Ya te he enviado el correo con la página del area en la spezia.
      Saludetes

      Eliminar